cine, críticas de películas
Dejar un comentario

American Ultra: para los amantes de la violencia gratuita

american-ultra-critica

American Ultra nos narra la historia del joven Mike Howell (Jesse Eisenberg), que se ha quedado estancado en la adolescencia, sin metas ni futuro, y que vive junto a su novia Phoebe (Kristen Stewart). En un giro de los acontecimientos, Mike se convierte en el blanco de una operación secreta del gobierno, donde se comenzarán a cuestionar algunos aspectos tanto de su presente como de su pasado.

La película, dirigida por Nima Nourizadeh (Project X) se presenta como una mezcla de comedia y acción, rozando incluso algunos límites de lo gore. De hecho, la premisa que parece tener el director en la distinta mezcla de elementos, es un acercamiento al estilo Tarantino, donde locura y violencia van de la mano. El problema viene cuando, en lugar de un resultado gamberro del estilo del susodicho autor, la obra refleja un refrito mal hecho entre la trilogía Bourne y Superfumados.

La historia, centrada más en los saltos de acción que en la profundización de lo que está sucediendo, queda incompleta. No solo el espectador no conoce la naturaleza de lo que está ocurriendo, sino que hay tantos huecos vacíos dentro de la narrativa interna que la película flaquea cada vez que no está pasando algo en pantalla. En esta línea, la comedia queda eclipsada por el ritmo de las explosiones, reflejándose en unos cuantos clichés que poco tienen de novedoso. Crea confusión y la sensación de no entender lo que está ocurriendo delante de tus ojos. El director juega con lanzar unos monigotes vacíos a unas circunstancias y ver como se desenvuelven, sin razón ni consecuencia aparente.

american-ultra-critica

En esta línea, la naturaleza de los personajes también resulta escasa. Jesse y Kristen, que repiten como pareja en pantalla tras Adventureland, conectan bien y se observa una buena química entre ambos actores. Sin embargo, el papel les viene pequeño y les hace mediocres ante la cámara. El poco desarrollo y profundización, más allá del presente que están viviendo, los convierte en casi neutros y su actuación no destaca. Lo mismo ocurre con los secundarios. Los tópicos, al igual que ocurre con el guión, hace mella en ellos: el joven malvado que lo es por aspiración laboral, el amigo camello y, al mismo tiempo, hipocondríaco o la mentora que se termina revelando, entre muchos otros.

Por otro lado, se observa un mayor cuidado en términos artísticos. La fotografía de la película cuenta con planos distintos que la hacen diferenciarse del montaje y estética de las películas de acción convencionales. También, la banda sonora que acompaña las escenas converge a la perfección con el ambiente e, incluso, lo mejora. Entre ellos, encontramos temas de los Chemical Brothers y Bill Champlin. A pesar de ello, ninguno de estos dos últimos puntos consigue salvar en ningún momento el conjunto del filme.

american-ultra-critica

Y es que la película queda escasa por todos los lados. Lo que supone un planteamiento novedoso y fresco, se convierte en una deformación de lo que quería ser una parodia de los títulos de acción. Escasea de lo primero y se sobrepasa de lo segundo, lo que hace que se convierta en una película perfecta para los fans de la violencia por la violencia y sin razón de ser. Un filme que no ha sabido reflejar el potencial que tenía. Porque es así: uno se queda con la sensación de lo que podría haber pasado y no ha sido. Eso y un constante y permanente sentimiento de “¿qué narices se supone que acabo de ver?”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s