cine, críticas de películas
Comments 2

The Martian: Una clase de ciencias muy entretenida

Sinopsis

Cuando una tormenta de arena obliga a los tripulantes de la nave Ares 3 a abandonar a su compañero Mark Watney (Matt Damon) en Marte, el mundo entero lo da por muerto. Sin embargo, el ingeniero mecánico y botánico de la NASA consigue sobrevivir y ponerse a salvo. Sabiendo que su tripulación piensa que está muerto, intentará encontrar una manera de sobrevivir casi sin suministros y contactar de nuevo con la NASA, contando solo con sus conocimientos científicos.

Crítica

Cuando Drew Goddard dio con el libro de Andy Weir, le llamó la atención el extraordinario optimismo que desprendía la novela, especialmente porque se trataba de un libro de ciencia ficción, género que suele estar plagado de distopías con toda clase de desastres causados por las terribles acciones de una humanidad sin escrúpulos. Esta historia, sin embargo, hablaba de la capacidad del ser humano de no perder nunca la esperanza y superar los obstáculos usando su inteligencia y los medios que tiene a su alcance. The Martian es por tanto una declaración de amor a la ciencia, aunque no entraremos en el debate de si todos los experimentos científicos que se realizan en la película tendrían éxito en la vida real o no porque tampoco tenemos los conocimientos necesarios para saberlo.

the-martian-cast

La tripulación del Ares 3 en una tormenta de arena

Gravity abrió la veda de las películas espaciales hace dos años cuando teníamos pocos, aunque grandes referentes cinematográficos esparcidos por el espacio-tiempo. Un año después, ocurrió un fenómeno llamado Interstellar y todo lo que llevó consigo. Así que parecía inevitable que el director Ridley Scott, famoso por la espectacularidad de sus películas, no decidiese sumarse al carro de las epopeyas espaciales. Sin embargo, he aquí precisamente uno de los retos subyacentes que tenía Ridley con esta cinta: intentar quitarnos de la cabeza esos dos referentes inmediatos que todos teníamos (sobre todo Interstellar) mientras veíamos The Martian y la verdad es que no lo consigue. En cierto modo, es normal, solo hay una serie limitada de complicaciones que un astronauta puede tener en el espacio y en Interstellar y Gravity se producían casi la totalidad de ellas.

Por otra parte, permitidnos ser directos y decir que The Martian nos ha dejado bastante fríos pero, ¿cómo ha podido suceder? El espacio es literalmente la última frontera, ver en pantalla grande a esos héroes que viajan entre mundos (comúnmente llamados astronautas) y ver el extraordinario planeta rojo tendría que darnos esa sensación única de “maravillamiento” que solo sentimos en un cine cuando éramos pequeños. La cruda realidad es que la espectacularidad que crea la ilusión de ver otro planeta en pantalla grande ya no es suficiente. Hace falta que el guion nos mantenga en el borde de las butacas, que temamos por el protagonista porque no nos imaginamos cómo puede sobrevivir en un entorno totalmente extraño al nuestro. Y en esto The Martian fracasa estrepitosamente.

the-martian

Mark Watney contempla uno de sus experimentos

La verdad es que no sufrimos por Marc Watney porque sabemos perfectamente cómo va a acabar la película. The Martian es una serie de catastróficas desdichas que Watney tiene que afrontar para poder sobrevivir, pero que se nos plantean como problemas matemáticos (o más bien botánicos) y esto le quita toda la emoción visceral que el público espera en una empresa de este tipo. Es más, cada problema es afrontado por el protagonista con gran sentido del humor, lo cual es loable, pero lo único que esto produce es que, como consecuencia, la película parezca una demostración de una serie de experimentos científicos. Se intenta aliviar con humor una tensión inexistente, lo cual nos deja solo con humor, así que uno acaba saliendo de la sala con la impresión de haber visto una clase de ciencias muy entretenida que, por otro lado, nos demuestra la importancia de llevarnos un rollo de cinta adhesiva en nuestros viajes al espacio.

Finalmente, respecto al reparto decir que destaca una Jessica Chastain magnífica como siempre, Kate Mara está totalmente plana, Jeff Daniels intenta hacer pasar su Will McAvoy (de The Newsroom) por el director de la NASA, Kristen Wiig acaba cayendo en el lado más cómico de su papel y Sean Bean está convincente en un personaje con mucho menos poder del que acostumbra.

2 Comments

  1. Pingback: Crítica: 'The Martian' - El Color del Cine

  2. Me pasó lo mismo. La película me gustó al principio, cuando siembra las plantas y se las apaña para sobrevivir, pero a partir de la mitad es bastante predecible y una peli más. Sí que te deja algo frío.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s