críticas de películas
Dejar un comentario

Yo, él y Raquel: un canto de ovación a la verdadera amistad

Yo-el-y-raquel

Vencedora del ‘Premio del jurado (Drama)’ y ‘Premio del público (Drama)’ del último Festival de Sundance 2015, Yo, él y Raquel nos narra una historia que, a pesar de sus actores adolescentes, cuenta con un trasfondo muy adulto. Alfonso Gómez-Rejón (Glee, American Horror Story: Coven) se pone en manos de la adaptación de la novela homónima de Jesse Andrews. En ella se nos cuenta la historia de Greg, un chico cuyo objetivo es ser invisible para todo el mundo dentro del recinto escolar. Sin embargo, su vida pega un giro de 180 grados cuando se ve obligado a ser amigo de Rachel, una conocida a la que le han diagnosticado leucemia.

A pesar de su premisa de drama corriente sobre ‘chico conoce a chica que está enferma’, esta película consigue ir más allá y convertirse en un reclamo de la amistad en estado puro. En lugar de girar en torno a una relación amorosa, el director juega con la idea de la amistad, de la que su protagonista Greg huye desde el principio, para convertirla en el eje principal del filme. Rachel se convierte en la personificación de lo que él siempre ha querido escapar. De este modo, el drama que envuelve el guión no es más que el sentimiento realista del miedo, la pérdida y, especialmente, el afecto puro.

yo-el-y-raquel-critica

Por otro lado, el elenco de personajes acompaña a la perfección la personalidad de cada uno de ellos. Thomas Mann (Project X) como Greg, Olivia Cooke (Bates Motel) como Rachel y Ronald Cyler II como Earl no solo están brillantes ante la pantalla, sino que consiguen endosar un abanico de emociones y darle ese toque tan humano al título. Acompañado de tres excelentes papeles principales, entre los secundarios sobresale Nick Offerman (Parks and Recreation) que, alejado de sus anteriores papeles de hombre malhumorado, en este caso encarna la personalidad de un padre algo hippie y bastante divertido. Sin duda alguna, uno de los toques de humor más bien conseguidos de todo el conjunto.

Yo, él y Raquel también cuenta con una estética bastante característica que recuerda, en paleta de colores, a algunos títulos de los 90. Siguiendo este corte independiente, los planos reciben una ligera influencia de Wes Anderson a partir, no solo de la inclusión de detalles, sino también de los planos panorámicos en movimiento. Por otro lado, a pesar de contar con escenas de gran duración (y que dan la sensación de lentitud), la construcción del conjunto está tan bien hecha que no resta actividad a la historia y, al contrario, acentúa aún más la notable actuación de sus actores.

yo-el-y-raquel-critica

Con una mezcla de comedia y drama en su justa medida y sin caer en la lágrima fácil, Alfonso Gómez-Rejón ha conseguido estar a la altura. No solo ha transmitido la idea original, sino que ha ido más allá: la ha convertido en una experiencia para el espectador. Desde el minuto uno, se nos asienta la sensación de que estamos ante una ventana, viendo una experiencia real y no una situación forzada, ya vista en otros títulos de drama romántico. Porque, y es aquí donde destaca especialmente la buena labor de su director, Yo, él y Raquel nos hace vivir algo que podría pasarle a cualquiera de nosotros y, sobre todo, vivir los miedos que todo adolescente y adulto tiene a lo largo de su vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s