cine, críticas de películas
Dejar un comentario

Cop Car: Una persecución exquisita

cop-car-jon-watts

A sus 34 años, Jon Watts va por su tercer largometraje y tiene al cuarto en camino. Y es que, el director estadounidense ha firmado para ponerse a los mandos del próximo reboot de Spiderman, aunque ha sido Cop Car, una pequeña cinta independiente, la que le ha puesto en el mapa.

Escrita junto a Christopher D. Ford -ya lo hizo en Clown-, Watts empezó el año presentando este thriller en forma de road movie en el Festival de Sundance, y va a cerrarlo con el reconocimiento de la National Board Review, que ha incluido a Cop Car en su top ten del mejor cine independiente visto en 2015.

Cop-Car-Freedson-Jackson-Wellford

Hays Wellford y James Freedson-Jackson son Harrison y Travis, dos niños que le roban el coche al Sheriff.

Sinopsis: Travis (James Freedson-Jackson) y Harrison (Hays Wellford) son dos niños de ocho años que se escapan de casa y se encuentran con un coche patrulla aparentemente abandonado en su camino. Coche del que se apropian pero que pertenece al Sheriff Kretzer (Kevin Bacon), que se había alejado para deshacerse de un cuerpo. Los niños, el coche, y el cuerpo que va en el maletero, se alejan por la carretera mientras el Sheriff se las ingenia para encontrar su coche.

Si se descompone la película, lo que resulta más llamativo, -y lo que le da más mérito si cabe al trabajo de escritura-, es el hecho de que se arma en base a una sola trama. A priori dos niños que roban un coche de policía y un Sheriff que les persigue parece que no da para mucho, pero es todo lo que necesitan D. Ford y Watts para cimentar una historia sin carencias, y a partir de ahí, empezar a pasárselo bien complicándoles la vida los personajes.

Unos personajes atrapados en el juego del ratón y el gato, y de los que conocemos poco más que su momento presente. Porque no hace falta que nos cuenten más. La secuencia inicial, que sirve de presentación de los niños es especialmente brillante a la hora de definir roles.

Cop-Car-Kevin-Bacon

Kevin Bacon es el corrupto Sheriff Kretzer, en problemas gracias un par de niños.

Watts le saca todo el partido a la artesanía del guión y consigue dotar a la cinta de una marcada personalidad visual. Pero a la ecuación compuesta por la dirección y el guión, hay que añadirle otra variable: los actores. Kevin Bacon llevaba años sin hacerse con un personaje que le permitiera ofrecer una interpretación tan contundente. Frente a él dos principiantes, James Freedson-Jackson y Hays Wellford, solventan con descaro la responsabilidad que supone cargar con un porcentaje de secuencias de semejante relevancia.

Cop Car es una persecución de ochenta y ocho minutos. Es cine de suspense con aires de comedia negra. Una mezcla armónica de entretenimiento y buenas maneras a la que no le sobra ni un solo segundo. De lo mejor del cine independiente del año. Ya lo decía la NBR.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s