cine, críticas de películas
Dejar un comentario

A Very Murray Christmas: muchos villancicos y poco espíritu navideño

En una época avasalladora de títulos sobre la familia, el amor y el sentimiento  de la Navidad, Netflix vuelve con una apuesta innovadora en torno a estas fiestas que se avecinan. Como una pura reinvención del estilo de las galas clásicas navideñas, A Very Murray Christmas recoge algunos de los rostros más conocidos del panorama televisivo actual y los espolvorea de música.

La historia se centra en un Bill Murray (actuando de sí mismo) que, al más puro espíritu de El Grinch, se siente abstraído de todo sentimiento de felicidad en estas fechas. Esto se acrecienta tras la nevada que asola Nueva York, y que obliga a su especial navideño a convertirse en un programa sin invitados. Eso sí, en el hotel que se mantiene enclaustrado, se encontrará con más de un amigo que lo ayudará a recuperar la alegría de la Navidad.

a-very-murray-christmas-2

Sofia Coppola (Lost in Translation, Maria Antoñieta), al timón tanto en el puesto de dirección como de guión, nos plantea una de las construcciones más interesantes en el panorama de este género, ya que hace alusiones a las tv movies clásicas. A pesar de un bosquejo tan brillante, el resultado se queda en un mero desfile de rostros; caras conocidas que resultan llamativas, pero que no aportan nada al desarrollo. De hecho, no se consigue discernir exactamente cuál es la línea argumental, más allá de la mera figura del protagonista cambiando de escenarios.

El guión, por tanto, no cuenta con un hilo concreto y termina convirtiéndose en una historia sin pies ni cabeza: solo la salida y entrada de personajes con Murray como eje permanente. Con ello, el elemento añadido de la música, cuya proporción frente a los diálogos se puede considerar de bastante desequilibrada (a favor de la primera), eclipsa este mensaje. Resulta aburrido, pesado y sin sentido para el espectador.

a-very-murray-christmas-4

Puede que todo esto también venga dado de la propia autoparodia. Bill Murray (Lost in Translation, Los Cazafantasmas, Moonrise Kingdom, St. Vincent) no parece sentirse cómodo dentro de su propio traje. Se observa, poco usual en él, una actuación forzada en la búsqueda de la risa fácil y, sobre todo, del gusto de sus seguidores. A esto se le suma que, a pesar del numeroso número de actores y cantantes reconocidos que aparecen junto a él, cuentan con tan poco tiempo en pantalla que uno no es capaz de valorar su aportación, positiva o negativa, a la historia.

A pesar de que la sombra de Coppola es alargada y se observa algunos retazos de tu firma en los planos y la estética general, A Very Murray Christmas no se puede considerar como uno de los títulos clave de su filmografía. Quizá sea el nuevo espacio, el poco tiempo de duración o, simplemente un mal resultado de una buena idea. Desconocida la causa, pero con un resultado más que decepcionante. De hecho, en lugar de fomentar el amor y esperanza navideñas, dan ganas de apagar la tele y taponar, corriendo, la chimenea. God bless you, Murray.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s