mujeres y música
Dejar un comentario

Mujeres y Música: Virginia Rodrigo

Virginia Rodrigo, baterista, percusionista y desde hace 4 años PercuAutora, donde practico el deporte de riesgo de liderar mi propio proyecto como compositora y performer.

  1. ¿Cuándo decidiste ser lo que eres?

Lo que soy no lo sé ni yo misma. Lo sigo decidiendo a cada rato. Si te refieres a la música, hace unos 18 años que empecé a tocar y desde entonces, voy desarrollando mi labor creativa tanto en la música como en los otros ámbitos que voy explorando; así que digamos que sigo en proceso.

  1. Si pudieras cambiar algo de cómo te educaron, ¿qué sería?

Todas las horas innecesarias de colegio, instituto y facultad. No he calculado las horas que pasé en estas instituciones llevándome alguna experiencia valiosa, pero probablemente no fue ni un tercio de las que me pasé en la silla. Y mira que lo vi venir pronto y falté bastante a clase, pero ni por esas.

También tuve un profesor de instrumento que me hizo mucho daño porque estaba bastante frustrado y proyectaba eso en sus alumnos. Ahora que soy mayor y autónoma aprovecho para decirle a él y a los docentes de mierda que la gente que cree que hay músicas sagradas me va a comer todo el fleje.

  1. ¿Qué has tenido que sacrificar por la música?

No tengo la sensación de sacrificio con la música. Ha sido y es una forma de vida para mí. Digamos que he vivido a través de ella, con mis vicios y mis virtudes, con mis baches, mis errores y mis aprendizajes. La música es el vehículo a través del cual he desarrollado mi vida.

Virginia Rodrigo

  1. ¿Cuál fue el primer concierto al que fuiste?

Recuerdo ir a conciertos de guitarra clásica donde me llevaba mi madre de pequeña, pero casi siempre acababa dormida así que no cuentan. Que yo recuerde el primer concierto al que fui por mi cuenta y riesgo fue uno de Christina Rosenvinge cuando tenía 14 años. Por aquél entonces era muy fan de ella y lo flipé en colores.

  1. Cada músico tiene su estilo personal, ¿cómo llegaste al tuyo?

Soy producto de toda la música que he tocado, escuchado y bailado, y también de todo lo que vivido, viajado, estudiado, comido, charlado, gritado, sufrido y compartido. Desde la zarzuela al rock satánico

  1. Tú instrumento, ¿circunstancia o elección?

Elección, pero cuando lo elegí no tenía ni idea de que iba a ser mi medio de vida. Jamás lo pude imaginar. Empecé a tocar percusión como quien se apunta a un hobbie cualquiera, sin visos de continuidad. Y al final mira. La vida es una tómbola.

      7. ¿De dónde vienes y a dónde quieres llegar?

Vengo de dedicarle mi vida a la batería y la percusión y de darme cuenta poco a poco que necesitaba más elementos para contar mis historias. ¿A dónde voy? quiero llegar a conectar a través de la música y de los otros ámbitos creativos que desarrollo con el mayor número de personas posible. O sea, tocar y actuar por todas partes y todo el tiempo que me sea posible en este mundo.

      8. ¿Qué disco escondes cuando tienes visita?

Alguna salsa chunga de Marc Anthony. Soy muy friki de la salsa y tengo alguna que otra salsa cursi por ahí oculta en el ipod.

      9. Por lo general: ¿tarde, temprano o a tiempo?

Corro como si llegara tarde, pero casi siempre llego a tiempo.

      10. Menciona un grupo emergente y una de sus canciones.

No se si son emergentes, pero me gusta una banda australiana que se llama Hatius Kaiyote. El tema que más me gusta del disco es Nakamarra.

      11. ¿Qué es Groove?

Groove para mi es cuerpo. Toda experiencia musical que pasa por el cuerpo.

Tocar con el cuerpo. Estar en el cuerpo cuando se hace música.

      12. Una instrumentista que admires.

Hay cuarenta mil que me gustan, pero Esperanza Spalding tiene algo que me encanta.

Evelyn Glennie me flipa también por el lugar al que ha llegado con sus características y sus limitaciones. Me gusta mucho ver cómo cada uno es capaz de manifestarse creativamente en este mundo con las cartas que le han tocado.

      13. Formula una pregunta para cada una de estas respuestas: siempre y jamás.

-¿Alguna vez has asegurado que jamás harías algo y te has equivocado? -Siempre.

-¿Has sido coherente las veces que has asegurado que jamás harías algo? -Jamás.

       14. Si sólo te quedaran unos minutos ¿qué canción tocarías?

Uf, qué agobio… ¿unos minutos de qué?

Virginia Ocho Y medio

      15. ¿A qué músico revivirías para tocar con él?

Hay una muerte que me ha conmocionado y llenado de tristeza que es la de Javier Krahe. Lo admiraba y lo quería mucho. No me lo esperaba y aún no me lo puedo creer.

Lo reviviría para tocar con él cualquiera de sus grandísmos temas. El que él quisiera, aunque después intentara ligar conmigo durante horas.

      16. ¿Cuál ha sido la última canción que has escuchado en bucle?

Paper Bag de Fiona Apple. Me da miedo ver en el reproductor el número de veces que la he escuchado.

      17. ¿Qué es lo más absurdo que te ha pasado en un escenario?

En la presentación de mi primer disco en Barcelona algo se fundió en el sistema eléctrico a los tres minutos de empezar el concierto. Nos quedamos sin sonido de sala, sólo funcionaban los monitores de dentro del escenario. Giramos los monitores y tocamos con el sonido de estos hacia el público. Tuve que tomar muchas decisiones muy rápido porque todo sucedió en el primer tema, y aunque valoré la posibilidad de cancelar no lo hice.

Defender ese concierto ha sido una de las experiencias más valiosas de mi vida. Fue muy difícil, pero increíblemente valiosa. Al final fue muy bonito y al público le encantó pese a las limitaciones técnicas, pero vamos, que fue un marronaco. No sé si hay muchos marrones peores que ese, aparte de la muerte en directo de algún integrante de la banda.

    18. ¿Vives de la música?

Si, afortunadamente no he tenido otro trabajo más que este. Me siento muy afortunada y curranta incansable a partes iguales.

     19. ¿La parte negativa del ámbito musical es…?

En mi caso lo chungo es ser la productora, mánager, secretaria, compositora, cantante, directora de marketing, y directora artística de mi proyecto. Los proyectos autogestionados tienen esto y es un infierno. Esta parte que nos ha tocado asumir en los últimos años a los propios músicos nos agota y nos deja sin ganas de la parte importante que es tocar, crear y componer.

  20. ¿Qué deportes consideras beneficiosos, compatibles y contraproducentes para tocar tu instrumento?

El yoga me ha ayudado mucho en cuanto a lo postural, pero lo que recomiendo mucho más que ningún deporte es bailar. No hablo de recibir clases, ni de bailar ningún estilo en concreto. Eso da igual. No hablo de bailar bien ni mal. Hablo de pasar la experiencia musical por el cuerpo. Hablo de bailar lo que tocas para poder finalmente lograr tocar con el cuerpo entero, aun cuando lo único que se muevan sean tus manos o tu boca.

        21. ¿Con qué frecuencia vas a conciertos? ¿De qué estilo suelen ser?

Voy a todo lo que puedo y menos de lo que me gustaría.

El estilo no me importa. Siempre que sea de calidad me importa muy poco como lo llamen.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s