críticas de discos, música
Comment 1

Cinco sentidos para degustar a La Buena Vista

Nos llegan noticias frescas del mercado, se está cocinando un nuevo disco, y los comedores compulsivos de sonidos, esperamos con impaciencia degustarlo. ¿Quiénes son los alquimistas de esta receta? Se hacen llamar La Buena Vista y se han encerrado en el Estudio1 de Madrid, buscando nuevos ingredientes, en un deseo de revolucionar anteriores fórmulas, descubrir texturas sugerentes, y provocar la alerta de nuestros sentidos. Mientras permanecen en su voluntario retiro, en esa magia que conjuga palabras y notas, nos sentamos a degustar su anterior trabajo.

Catalogados dentro de lo que algunos han llamado pop gourmet nos llega su sonido, creado para ser paladeado con intención. Música con matices instrumentales clásicos, música de acariciar la piel, a través de la voz de Nacho. Música de tonalidades sugeridas por las cuerdas del cello de Blanca, la guitarra de Álvaro y el bajo de Germán, música en definitiva para disfrutar. Elegancia atrapada en el piano de Paula y explosiones de órbitas sonoras en la batería de Inés.

Attachment-1

Los días Cantados tuvo un estreno que parecía sólo estar dedicado a las bandas consagradas, inexplicablemente lo pequeño se convierte en coloso entre gigantes y en apenas diez meses consiguieron grabar un disco y un videoclip, con cientos de reproducciones en Soundcloud, ser artistas invitados una semana entera en RNE, y, tener un contrato firmado con Atresmedia para emitir su videoclip en televisión durante una larga temporada. ¿Cuál es la clave de ese jodido límite que separa el éxito del anonimato? La respuesta le pertenece al público y él decide que tiene la Buena Vista para gustar.

Attachment-1

Letras cuidadas, que la voz de Nacho desgrana con mimo, mientras el aire distinguido del cello las recoge, arropándolas con el timbre de la guitarra y el bajo. Vibratos diferentes, intenciones dispares, en instrumentos de naturalezas diversas, pero que se acercan para conseguir un todo único. La batería marcando el ritmo y acompañando simplemente como uno más, sin estridencias, pop progresivo, sofisticación musical, pasajes rítmicos intrincados y compases irregulares. Combinaciones químicas de elementos clásicos con otros tomados del jazz y del rock para crear una sonoridad peculiar. Influencias musicales diversas, desde Chopin, a White Demin o La Vela Puerca, procedencias, profesiones y personalidades dispares las de los integrantes de la banda y un proyecto común que los aglutina.

Attachment-1

¿Quién dijo que la música son sólo sonidos? Quizás alguien que no entiende el poder evocador y plástico que traspasa partituras, para ser un todo que simplemente te hace sentir. Increíble fue la acogida del público, conciertos que se sucedieron entre el vértigo y las endorfinas, porque por encima de todo son bestias de escenario, que se retroalimentan de las emociones ajenas, del pálpito incontrolado del otro, de miradas expectantes, de pupilas y gargantas inflamadas y de la energía adrenalítica que desborda en cada sesión. Recorren salas emblemáticas como la Sala Siroco, la Sala Caracol, o FeverUp, pero ya no como espectadores sino como protagonistas.

¿Qué secreto esconden detrás de los fogones? Algo tan simple y complejo como el respeto al oficio, oficio de músico artesanal, del que avanza y retrocede, en infinitesimales combinaciones, para llegar al sonido buscado. Ilusión, de esa que es inagotable, un incansable espíritu de aprendizaje y como recogen sus palabras: gran parte del éxito y el triunfo es disfrutar del camino.

Attachment-1

Estamos deseando saber que esconde su nuevo trabajo, espías infiltrados en su laboratorio nos han confesado que habrá una buena dosis de energía, y que su nuevo disco evoluciona hacia ritmos más rock y contundentes sin dejar de lado su particular estilo pop con elementos clásicos. Disco más meditado y sin duda según sus palabras “mejor que lo anterior, porque, como en toda evolución, no se trata de acumular verdades o conocimiento, si no de subsanar los propios errores”. Disco de trabajo en mayúsculas, de trabajo durante dos años, pensando, diseccionando cada nota, cada compás, cada verso, disco de una banda que crece con este nuevo proyecto. Celosos de su tesoro envuelto en vinilo estaremos ahí para contaros el día de su estreno.

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s