cine, críticas de películas
Dejar un comentario

‘¡Ave César!’, pinchazo inesperado de los Coen

ave-cesar-pelicula

Los cuatro veces oscarizados Joel y Ethan Coen escriben y dirigen ¡Ave, César!, una comedia acerca de los últimos años de la edad de oro de Hollywood con un reparto plagado de estrellas: Josh Brolin, George Clooney, Alden Ehrenreich, Ralph Fiennes, Jonah Hill, Scarlett Johansson, Frances McDormand, Tilda Swinton y Channing Tatum.

La decimoséptima colaboración de los Coen se define como un homenaje a la era dorada de Hollywood, una carta de amor a los grandes estudios de entonces salpicada con un toque de ironía, y un canto a la factoría de sueños, al tiempo que abre el telón para revelar el poco halagador funcionamiento de la industria del cine en su apogeo.

ave-cesar-channing-tatum

Sinopsis: Cuando la mayor estrella cinematográfica mundial desaparece en pleno rodaje y sus secuestradores exigen un enorme rescate para entregarle sano y salvo, hará falta el poder de los grandes nombres de Hollywood para resolver el misterio de su desaparición. Eddie Mannix (Josh Brolin) es el fixer de un gran estudio de Hollywood. Para él, un día típico de trabajo empieza antes del amanecer, cuando se adelanta a la policía por minutos para impedir que una de las actrices en ciernes de Capitol Pictures sea acusada de ir contra la moral pública. No tiene un minuto para aburrirse y está disponible las 24 horas.

El punto de partida era, cuanto menos, prometedor: Hollywood, los años 50 y los hermanos Coen mofándose de una industria a la que empezaban a salirle grietas. La intención era buena, pero la idea se pierde en un mar de tramas carente de ritmo.

ave-cesar-pelicula

Hay secuencias muy divertidas, pero bastan los dedos de una mano para contarlas. La trama principal, la del secuestro de Clooney, no hace más que paralizar la historia con cada interrupción. Por otro lado, las tramas secundarias son demasiadas, o al menos lo parecen, porque por todas ellas se pasa de puntillas, con prisa. La falta de causalidad entre tramas y secuencias es el problema más evidente de un guión que es como un esqueleto al que le falta la columna vertebral: la estructura no se puede sujetar con una trama tan floja que le sirva de base. Los Coen prueban a pegar las piezas con el personaje de Brolin, pero éste tiene más que ver con el problema que con la solución.

Los grandes nombres en los créditos son capaces de salvar los muebles de unos personajes caricaturizados en exceso, pero no son suficientes para que el resultado final difiera de lo decepcionante. Incluso ellos miran el reloj con demasiada frecuencia.

Crítica por Todo El Cine Que Viene

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s