Artículos, música
Comments 3

Jeff Buckley, poesía en la voz

Pocos recuerdos existen más perennes que las canciones que te acompañan a lo largo de la vida. Música que está ahí, para compartir, para abrazar, para sentir, para disfrutar en soledad, para cerrar los ojos, música con mayúsculas y en negrita, música que se vuelve atemporal, música de la que aún no ha sonado el primer acorde ya te eriza la piel, música que suma sonidos y letras y que pone banda sonora a mil y una emociones. Todo y más, en suma continua, atrapándonos sin rescate posible, se recoge en You and I, el álbum que incluye las primeras grabaciones de estudio realizadas por Jeff Buckley.

Con profundo respeto nos acercamos a su piel, la del hombre, la del niño, la de Jeffrey Scott y con rendida admiración nos asomamos al artista, a su discografía, a sus conciertos, a sus éxitos, al inmenso Jeff Buckley. Ambos, hombre y artista, consiguieron eso que sólo está al alcance de una exquisita élite, trasgredir, crear y revolucionar la música de su tiempo.

jeff1

Los Ángeles (California) y una fecha, 17 de noviembre de 1966, la de su nacimiento. Único hijo de Mary Guibert y Tim Buckley, fue criado con su madre y su padrastro. Cuando tenía aproximadamente diez años, decidió tomar el apellido de su padre biológico, el cual había sido un famoso compositor de folk y jazz en los 60 y 70. Tras conocerlo no volvería a verlo en vida.

Y fue así de simple y de complejo a la vez. El niño tatuó de un modo inconsciente pero profundo, un inmenso dolor, convirtiéndose en víctima inocente de una agónica y permanente sensación de abandono y soledad que le acompañarían el resto de su vida. Jeff creció con un hueco en el alma que ni los miles de discos que su padrastro acabaría regalándole lograron llenar. El vacío y la deuda se hicieron aún más grandes según crecía, vacío y deuda al pie de pie del altar, delante de un público que ignoraba su identidad y con la paradójica misión, la de homenajear en la misa de funeral, a un padre que no había sido nunca padre. Suena en la Iglesia la voz de Buckley, interpreta Once I was, y comienza su leyenda.

“Nacemos para vivir, nacemos para entender, nacemos para llevar un destino maldito y ser transformados por el dolor.”

jeff bucley32

Jeff tenía un extraño y maravilloso don que le permitía rozar con los dedos la perfección musical y transformar cualquier acorde en poesía, llevándolo hasta el límite más extremo. Él, el hombre, buscaba rellenar su espacio de soledad, atravesarnos, remover nuestro interior e invadir sin pudor los más recónditos escondites de nuestras emociones para abrazarnos con su voz. Contradictorio, inseguro, quebradizo, atormentado, depresivo, hipersensible, delicado, carente de autoestima, herido, bipolar en constante lucha, sólo la música podía ofrecerle unas alas para escapar a tanto dolor. Difícil y mucho debía ser habitar bajo la piel de un artista capaz de afirmar con sus propias palabras pensamientos como este.

“El demonio tiene mi dirección y sabe dónde vivo. Me envía dinero y postales y los poemas que deja son encantadores. Dicen: Tú… tienes Grandes Problemas.”

Jeff-and-Bu

Las exigencias intolerables de la industria discográfica le llevaron a una situación insoportable. Tras la publicación de su primer y aclamado disco, pasó más de dos años de gira por todo el mundo y la presión fue perforándolo.

“Hubo una época en mi vida no hace mucho tiempo en la que podía llegar a un café y simplemente hacer lo que quería, tocar música, aprender tocando, explorar lo que ello significa para mí, esto es, divertirme cuando aburro y/o entretengo a una audiencia que no me conoce o que no sabe a qué me dedico. En esta situación me puedo permitir el precioso e irremplazable lujo de equivocarme, de arriesgarme, de rendirme. He trabajado muy duro para conseguir todo esto, este entorno donde trabajar. Lo amaba y ahora que lo he perdido lo echo de menos. Lo único que estoy haciendo es reclamarlo.”

 Y del mismo modo que vivió, del mismo modo la muerte lo rodeó. Lleno de misterio y contradicciones su cuerpo apareció días después de haberse sumergido en el río Wolf sin aclarar nunca si había sido suicidio o accidente. Pero ¿realmente importa esto?. Lo verdaderamente trascedente es que a la edad de 30 años murió el hombre, pero nació la leyenda, la que inmortalizó para siempre al artista.

jeff buckely

Su primer y único álbum de estudio, se editó en 1994 y lleva por título Grace. Es con plenitud de derecho una obra maestra, llena de sensibilidad y con una calidad interpretativa única y excepcional. Resulta terriblemente complicado expresar con palabras la multitud de emociones en continua mutación que Grace despierta al ser escuchado. Un disco que traspasa lo emocional y una voz que nos atraviesa, una voz confortable y cálida, que nos abraza, que por veces grita y por veces susurra, una voz con unos registros casi extraterrenales, una voz que desesperada busca al público y que lucha contra la soledad, la soledad que le persiguió hasta el final.

Como todo lo que se hace con y desde el corazón en Grace no sólo hay espacio para la melancolía, sino que las vísceras lo inundan todo con furia rabia y descontrol. Grace es como la vida misma, unas veces se paladea dulce y otras amarga, mezclando la intimidad más sutil y frágil, con ráfagas de rock repletas de energía y dinamismo. Casi imposible de catalogar en un estilo concreto, las diez canciones que lo componen incluyen versiones coloreadas con su personal estilo como el Hallelujah de Leonard Cohen, el Lilac Xine que popularizó Nina Simone y del Corpus Christi Carol.

Revolucionario, constante, imaginativo, experimentador, iconoclasta, espíritu independiente y un pedazo de músico Jeff era todo esto y mucho más. Cuando le preguntaban por sus influencias su respuesta era tan sincera como estremecedora.

“El amor, la cólera, la depresión, la alegría y los sueños y Zeppelin.”

jeff_buckley01

 2016 nos regala un tesoro inesperado. Descubierto en los archivos de Sony Music, podremos disfrutar con sus personalísimas versiones de canciones de genios como Bob Dylan, Sly & the Family Stone, the Smiths, Bukka White y Led Zeppelin, entre otros. You and I saldrá a la venta el próximo 11 de Marzo, afortunadamente ya nos queda menos.

Temazos como Calling you, grabada por Jevetta Steele para la película de 1987 Bagdad Café; I know it’s over, The Smiths; o Night flight de Led Zeppelin son parte de los covers que podemos disfrutar para descubrir de nuevo hasta donde llega el talento y la sensibilidad de su interpretación.

Cada vez que hago una versión de una canción, es porque tiene algo que ver con mi vida y todavía marca un momento en el que necesitaba esa canción más que cualquier otra cosa.”

Completan You and I dos piezas de música original, dos diamantes en bruto jodidamente perfectos, uno la primera grabación de estudio de su famosa canción Grace y otro una misteriosa pieza titulada Dream of You and I, espejo del profundamente íntimo y personal estado de ánimo del álbum y de su esencia vital.

jesff busck11

A pesar de haberse rumoreado durante mucho tiempo sobre su existencia y aunque nunca se habían escuchado fuera del estudio, las interpretaciones que aparecen en este recopilatorio son una oportunidad única para escuchar a Jeff Buckley en plena forma, desarrollando su talento a través de fascinantes interpretaciones solistas, cada una de ellas capturada con un sonido impecable y al detalle.

You and I es sencillamente eso, sólo Jeff Buckley y el oyente juntos, mientras él toca y canta la música más importante para él en ese momento de su vida, nosotros las recibimos con el alma abrumada, demasiada belleza, demasiado talento y poesía en la voz.

Desempolvemos este regalo escondido durante más de dos décadas, cerremos los ojos y lo demás se escribe solo.

Playlist de Jeff Buckley You and I:

01 Just Like A Woman (Bob Dylan cover)

02 Everyday People (Sly & The Family Stone cover)

03 Don’t Let The Sun Catch You Cryin’ (Louis Jordan)

04 Grace (original)

05 Calling You (Jevetta Steele cover)

06 Dream Of You And I (original)

07 The Boy With The Thorn In His Side (The Smiths cover)

08 Poor Boy Long Way From Home (Bukka White cover)

09 Night Flight (Led Zeppelin cover)

10 I Know It’s Over (The Smiths cover)

dicso jeff bcjles

3 Comments

  1. Alda says

    Definitivamente uno de los artículos biográficos mas poéticos que he leído, aprecio tu forma de escribir acerca del músico, excelente tu trabajo.

    Me gusta

  2. Aldair Hoyos says

    Definitivamente uno de los artículos biográficos mas poéticos que he leído, aprecio tu forma de escribir acerca del músico, excelente tu trabajo.

    Me gusta

    • Sonia García López says

      Muchísimas gracias por tus palabras. Un artista tan lleno de sensibilidad y talento no podría ser visto bajo otro prisma que no sea poesía. Espero que nos sigas leyendo, son los lectores como tu los que dan sentido a nuestras crónicas.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s