artículos de cine, cine
Dejar un comentario

Cine y feminismo: 7 personajes femeninos inspiradores

la-sonrisa-de-mona-lisa-feminismo

Todavía queda mucho por hacer y es cierto que el cine no aprueba en muchos casos el curioso test de Bechdel. Pero también hay películas feministas, producciones que transmiten buenos valores y, sobre todo, personajes femeninos que se alejan de los tópicos, mujeres fuertes y empoderadas que ayudan a luchar por la igualdad.

1. Imperator Furiosa (Mad Max: Fury Road, 2015)

Quienes creían que la acción es sinónimo de testosterona, están muy equivocados. George Miller revivió su clásico del cine Mad Max creando una mujer protagonista para Mad Max: Fury Road. Imperator Furiosa (Charlize Theron) no es una damisela en apuros que suspira por los torneados músculos de Max (Tom Hardy), sino una heroína que lucha a su lado e, incluso, le rescata del peligro. Da órdenes, toma la iniciativa y se rebela ante un sistema que explota y esclaviza a las mujeres. Es, sin duda, uno de los iconos feministas más influyentes del género de ciencia ficción de los últimos años.

imperator-furiosa-charlize-theron-mad-max

2. Rey (Star Wars: El Despertar de la Fuerza, 2015)

Otra heroína imprescindible es Rey (Daisy Ridley), personaje clave en la última entrega de la saga Star Wars. En un mundo de hombres como ha sido tradicionalmente la ciencia ficción, es más que necesario que se normalice el hecho de que pueda ser una mujer quien lidere. Rey es fuerte, poderosa y sí, líder. No necesita caballerosidad ni condescendencia por parte de compañeros varones como Finn (John Boyega), sino libertad.

rey-star-wars-feminismo

3. Olive Hoover (Little Miss Sunshine, 2007)

La infancia y la adolescencia son etapas complicadas, sobre todo cuando la sociedad sigue basando la educación en estereotipos. Olive (Abigail Breslin) es una de esas niñas que no encaja en el rol de princesa perfecta que le han impuesto. No es delgada ni tiene una melena rubia de sedosos bucles. Tampoco viste de rosa ni se maquilla. Ni siquiera suele jugar con muñecas y zapatos de tacón. Lo que de verdad le gusta es bailar rock and roll y reír junto a su abuelo Edwin (Alan Arkin) hasta que le duelen los carrillos. Y no solo no la juzgamos por ello, sino que la aplaudimos.

little-miss-sunshine-feminismo

4. Elsa (Frozen, 2013)

El cine de animación es, precisamente, una vía para derribar los roles de género. Disney ha evolucionado hasta tal punto que la sumisa Blancanieves que limpia la casa de siete hombres mientras espera a su príncipe deja paso a mujeres activas y valientes como Elsa. Frozen es un ejemplo para niños y niñas, una demostración de que el amor romántico no es el único amor que existe.

frozen-elsa-feminismo-disney

5. Katherine Ann Watson (La sonrisa de Mona Lisa, 2003)

En la California de los años 50, las aspiraciones que tuviera una mujer no importaban. Ellas simplemente tenían que centrarse en encontrar un buen marido y en ser buenas esposas. Katherine Ann Watson (Julia Roberts) no está de acuerdo y, por eso, enseña mucho más que Historia del Arte a sus alumnas de la Universidad de Wellesley. Sus lecciones les ayudan a escapar del conformismo y la tradición y, sobre todo, a pensar por sí mismas.

la-sonrisa-de-mona-lisa-feminismo-julia-roberts

6. Beatrix Kiddo (Kill Bill, 2003)

Aunque muchos han calificado de machista a Quentin Tarantino, lo cierto es que es un gran constructor de personajes femeninos fuertes y con iniciativa. Este es el caso de Beatrix Kiddo (Uma Thurman), también conocida como Mamba Negra o La Novia, una heroína que lleva a cabo su venganza acompañada de su traje amarillo, su katana y mucho valor. Propina golpes y los recibe, pelea contra hombres y contra mujeres y, desde luego, nunca se rinde.

kill-bill-uma-thuman-tarantino-feminismo

7. Lisbeth Salander (Saga Millenium)

Tanto en las novelas de Stieg Larsson como en las películas suecas de Niels Arden Oplev y el remake hollywoodiense de David Fincher, hay un personaje que destaca por encima de todos: Lisbeth Salander. Su compromiso con la lucha contra la violencia hacia las mujeres es intenso, y no solo porque ella la haya sufrido en sus propias carnes. No le tiene miedo a nada y vive su sexualidad, su trabajo y su vida siguiendo sus propias reglas.

lisbeth-salander-feminismo-millenium

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s