artículos de cine, cine
Comment 1

7 películas que demostraron que las segundas partes molan

Ya estamos calentando motores para la llegada de uno de los estrenos más esperados del mes: Buscando a Dory, la secuela de la película de Pixar sobre el joven pez Nemo. Sin embargo, ¿son ganas o quizá miedo por destruir aquella “primera” que tan bien recordamos en nuestra mente? Hay una frase popular que estipula aquello de segundas partes nunca fueron buenas. Sin embargo nos podemos encontrar con numerosas excepciones que vale bastante la pena conocer. Y, sobre todo, que demuestran que no solo están a la altura de sus hermanas mayores, sino que pueden hasta superarlas. 

1. Toy Story 2 (1999)

c2e26884-50fe-47fa-ba8e-30488bb1f044_zpsuxl1o16k

“¿Qué es un vaquero sin su sombrero?”

Pocos pensaban que la secuela de una de las mejores películas de animación del momento iba a llegar a buen puerto. Sin embargo, Toy Story 2 nos devuelve a la habitación donde nuestros juguetes preferidos viven una nueva aventura, esta vez en búsqueda de un Woody raptado.  La añoranza de la primera parte y el guión desternillante funcionan a las mil maravillas para conseguir una joya que, sin superar a su antecesora, puede estar muy orgullosa. Sobre todo por convertirse en elemento intrínseco de la infancia de millones de niños.

2. Star Wars: Episodio V – El imperio contraataca (1980)

a3d6963b-2e41-4593-a328-ab13b9a3eb21_zpspofkphxr

“- Te quiero. – Lo sé.”

Y seguimos con películas que revolucionaron una época y, en el caso de la saga Star Wars, más de una generación. ¿Mejor o peor que su hermana mayor? El debate está abierto, aunque, sin duda, lo importante se da en que no pasó para nada indiferente, gracias a su magnífica realización y guión (además de conseguir ampliar más aquella galaxia, tan, tan lejana). Una segunda parte mucho más oscura, que consigue profundizar en cada uno de sus personajes y enfrentarlos a la simbiosis de la realidad que viven. Pura reflexión sobre la importancia de las decisiones y en cómo estas influyen en el destino de cada uno.

3. El Padrino II (1975)

el-padrino-2_zpsb3zcjrij

“Nunca te pongas del lado de nadie que va contra La Familia.” 

A día de hoy, Coppola se sigue sorprendiendo de la valentía que tuvo a la hora de encarar El Padrino II: dos historias que corren en paralelo, cada una con un protagonista y tiempos totalmente distintos. Y es que, lo bueno que hizo en este filme es la serenidad y tranquilidad de dejarla respirar. En ningún momento se avasalla al espectador con la acción constante que se espera de una mafia. Más bien al contrario. Es tal la precisión de cada diálogo, que consigue poner los pelos de punta en cada golpe de palabra. Sin duda alguna, una imprescindible e, incluso, una de esas secuelas que bien podrían superar a su antecesora.

4. Antes del atardecer (2004)

antes-del-atardecer_zpsermi1qe3

“Baby, I was lost the losing dice were tossed.”

Si Antes del amanecer nos llegó al corazón, su heredera consigue hacer aún más hondo el agujero de sentimientos.  Linklater recupera la esencia de la primera película sin caer en la repetición. Con un enfoque mucho más maduro y una búsqueda constante de la reflexión sobre la vida, los sueños y los sentimientos, Antes del atardecer se convierte en el marco perfecto de las relaciones humanas; y de como el tiempo y la distancia no consiguen ser obstáculo del verdadero amor. ¿O quizá sí?

5. Regreso al futuro 2 (1989)

"Back to the Future II" (1989)

“Doc, no te lo vas a creer: tenemos que regresar a 1955.”

La primera parte demostró que es posible viajar al pasado. ¿Pero qué pasa con el futuro? Bajo un aire mucho más futurista y con muchas de las escenas más míticas de la triología, Regreso al futuro 2 se encasilla entre las mejores secuelas que un clásico como Regreso al futuro merece. Desternillante, con una acción constante y una historia sin mayores pretensiones que entretener a los amantes de la primera parte. Y es que, esta nueva aventura de Doc y Marty nos demuestra que diversión y viajes en el tiempo pueden seguir funcionando una segunda vez. Además de forma bastante efectiva

6. Harry Potter y la Cámara Secreta (2002)

8ab565f8-8ddf-4ac0-88df-b8c54814de32_zpsjojb2qvj

“Dobby tiene un calcetín. Mi amo lo tiró, y Dobby lo cogió, y ahora… Dobby es libre.”

Quien diga que Harry Potter no ha marcado un antes y un después en toda una generación, miente. J. K. Rowling consiguió transportar a millones de niños a las aventuras del joven mago más increíble del mundo. Es por eso que, si la primera parte de sus innumerables aventuras sorprendió, la segunda se esperó con más deseo aún. ¿El resultado? Una evolución más oscura, reflexiva y que demostró una profundidad  de personajes abismal, muchos de los cuales, en la primera entrega, desfilan sin mayor pretensión. Una dignísima heredera y, para muchos, una de las mejores de la saga completa.

7. Batman: El caballero oscuro (2008)

batman-2_zpsjyu8zlpt

“O mueres como un héroe, o vives lo suficiente para verte convertido en el villano.”

No se podía despedir una lista como esta sin hablar de una de las joyas de la corona entre las segundas partes: El caballero oscuro. No solo se ha convertido en la mejor de las tres películas que enmarcan la triología del Batman de Nolan, sino que ha creado una forma de hacer películas de superheroes. Por si eso no fuera suficiente, contamos con la presencia del Joker más lunático, peligroso y, al mismo tiempo, creíble de todos los actores que lo han interpretado. No solo hablamos de una buena “segunda parte” sino de un imprescindible para a los amantes del género.

Anuncios

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s