Crónicas de conciertos, música
Dejar un comentario

Paciente Cero, Nostra Tónica y Cocoa cocinaron un apetitoso menú musical en el madrileño Café La Palma

Paciente Cero

El pasado sábado el madrileño Café La Palma nos ofrecía un apetecible menú musical. Como buenos comensales acudimos a este rincón del barrio de Malasaña para saciar nuestro gran apetito sonoro. Los músicos protagonistas de la noche habían cocinado a fuego lento y con cariño un buen número de recetas melódicas y nosotros estábamos deseando degustar cada una de las composiciones preparadas para la ocasión.

El primer plato llegaba con el sonido pop-rock de Nostra Tónica. La banda acaba de grabar su primer EP titulado Volviendo a la nada con el que aterrizan oficialmente en el panorama musical. La puesta en escena del cuarteto denota el trabajo y el esfuerzo que estos chicos llevan a sus espaldas. Y es que las ganas de comerse el mundo y la ilusión que desprenden se hacían palpables desde el comienzo de su actuación.

Nostra Tónica

¿Qué será?, Piramidal, Un nuevo lugar y Para serviros fueron varias de las canciones incluidas en el repertorio de la noche. Composiciones que fluyen hábilmente acompañadas de cierta pureza interpretativa. Asimismo, la combinación de voces sincronizada con la armonía instrumental y aderezada con la entonación argentina le da un toque especial a las melodías.

Entre tema y tema, las bromas y la simpatía del grupo conseguían crear un ambiente agradable y relajado. Una actitud alegre y divertida que, sin duda, supone valor añadido y una razón más para seguirles de cerca.

Tras este refrescante directo era el momento de disfrutar del segundo plato del menú. Paciente Cero se subían al escenario dispuestos a deleitar el paladar de los presentes con sus enérgicas composiciones. El grupo abrió fuego con G&M y Llévame. Un inicio contundente que marcaba el comienzo de la intensa descarga sonora que inundaría nuestros sentidos durante su espectáculo.

Paciente Cero

El conjunto de canciones presentadas por los músicos a lo largo del show incluyó temas que forman parte de su reciente primer EP, Viene, entrelazados con algunos cortes de mayor antigüedad. Un cuidado set list en el que el rock es uno de los ingredientes principales. Pero si algo caracteriza los conciertos de estos músicos es la pasión que transmiten desde las tablas. De hecho, la pasión, el empeño y la dedicación de estos chicos dan lugar a una admirable y valiente propuesta musical.

Sumergidos en una atmósfera de complicidad, Paciente Cero cerraban su actuación con los vibrantes sonidos de Solsticio. Y a través de sus ágiles movimientos ponían fin a una electrizante receta sonora dejándonos con un magnífico sabor de boca.

Todavía con la miel en los labios, la música de Cocoa nos servía de postre dentro de este menú musical. Esta joven banda madrileña, que se encuentra preparando el que será su primer EP, regresaba al Café La Palma con las pilas bien cargadas y bajo el recuerdo de su primera actuación en este mismo lugar.

Cocoa

Con un estilo muy personal y unos sonidos difíciles de etiquetar, la banda nos ofreció una original sucesión de temas. Canción de cuna, El bosque y Seísmo fueron algunas de las canciones que aparecieron durante su actuación.

El grupo se mueve entre una gran variedad de estilos. De esta manera, estos chicos son capaces de fusionar armonías muy distintas obteniendo un resultado muy innovador. La presencia de instrumentos como la viola, la suave ejecución vocal y el contraste con la potencia de algunos fragmentos de sus composiciones crean una obra poco convencional. Estamos ante un proyecto distinto a lo habitual, que se nutre de influencias muy diversas y definido por los miembros del grupo como indie progresivo. En definitiva, Cocoa nos ofrece un universo creativo rebosante de nuevas ideas que no deja a nadie indiferente.

Después de esta cita musical volvimos a casa satisfechos y con más ganas si cabe de seguir alimentando nuestra voracidad musical con proyectos como estos. Así que, os invitamos a abrir vuestras mentes y vuestros oídos para explorar las exquisiteces sonoras que nos rodean. Porque el talento musical está ahí, a la vuelta de la esquina, esperando a ser descubierto y deseando hacerte disfrutar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s