festivales, festivales de cine
Dejar un comentario

Día 3 del Festival de Sitges 2016: Arte y vida de David Lynch y la innecesaria ‘Are We Not Cats’

david-lynch-art-lilfe

Después de las dos maravillas que vimos el segundo día del Festival, era de esperar que el nivel decayese un poco en la tercera jornada y de eso se encargó la imprescindible Are We Not Cats. Aun así, también pudimos ver el documental David Lynch: Art Life sobre el gran cineasta que hizo que terminásemos el día con buen sabor de boca.

David Lynch: Art Life

Sinopsis

¿De dónde le vendrán esas ideas a David Lynch? Cualquier persona que haya visto una película del director de Terciopelo azul se ha hecho esta pregunta. David Lynch: The Art Life ofrece algunas respuestas a esta cuestión, entrevistando en profundidad al cineasta mientras trabaja en sus cuadros.

Crítica

¿Qué mejor narrador para la vida de David Lynch que el propio David Lynch? En este documental la voz en off del cineasta nos relata episodios que le marcaron especialmente en su infancia, adolescencia y sus años formativos como artista. El documental, por tanto, no se centra en el making of de su filmografía, sino que intenta adentrarse en el cerebro del cineasta y dirigirse a la raíz, a los acontecimientos que marcaron la vida de Lynch y le hicieron ser lo que es hoy.

drawing_she20was20hurt20and20walking20to20her20house20and20then20there20was20someone_zpsh7aviyrl

Así que con este documental se aprenden muchas cosas acerca de la figura de David Lynch, pero quizás una de las más importantes sea que su primer amor en el arte no fue el cine, sino la pintura. Empezó a desarrollar esta faceta cuando tan solo era un adolescente y, aunque reconoce que él mismo sabía que no era bueno, lo tomaba como una forma de expresar todo aquello que le inquietaba. El artista, por tanto, es artista porque necesita hacer arte, no porque lo haya elegido así. Lynch pinta y, por ende, rueda películas porque necesita sacar de su cabeza acontecimientos de su vida que le persiguen o pensamientos de naturaleza extraña a los que no puede evitar darle vueltas.

Sin embargo, el documental solo se queda en la punta del iceberg y hay mucho más en David Lynch que queda por desvelar, aunque tenemos el presentimiento de que quizás el maestro haya preferido dejar esa parte de él en las sombras.

Are We Not Cats

foto_zpsilc4miik

Sinopsis

Tras perder su trabajo, su novia y su casa en el mismo día, un joven trata de rehacer su vida. Sin embargo, sus planes se van al traste cuando conoce a una mujer con la que comparte un hábito de lo más peculiar: comer pelo.

Crítica

Se podría pensar que cuando se va a ver películas como esta, uno sabe en lo que se está metiendo, pero cuando salimos de ver Are We Not Cats, no podemos evitar pensar que el dinero y tiempo que se haya dedicado a hacer esta cinta, bien se podría haber dedicado a hacer cualquier otra cosa.

Claramente el error del director Xavier Robin fue decidir que podía estirar su corto de doce minutos del mismo nombre para obtener un largometraje, ya que lo cierto es que la cinta presentada en la programación del Festival de Sitges contiene 60 minutos en los que no sucede nada de interés, ni a nivel técnico ni a nivel narrativo, y 10 minutos con algo de originalidad, que siguen careciendo de sustancia.

Así cerramos la tercera jornada del festival, hoy nos espera más cine y esperamos que nos acompañéis.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s