festivales, festivales de cine
Comment 1

Día 8 del Festival de Sitges 2016: ‘The Neon Demon’ divide a la crítica

En la octava jornada del festival pudimos disfrutar del visionado de The Neon Demon que ha dividido a la crítica entre los que la aman y la odian. La proyección comenzó de manera algo inusual para los asistentes del festival, puesto que se pudo ver un vídeo del propio director disculpándose por no haber acudido al mismo y en el que procedió a presentar la película. Un detalle que desde aquí apreciamos en gran medida.

Sinopsis

De rostro angelical, Jesse llega a Los Ángeles con la intención de convertirse en modelo. Cuando por fin lo logra, lo único que encuentra es la envidia de sus compañeras y su propia paranoia, y lo que comenzó como un neo-noir extremadamente estilizado se torna en puro terror.

Crítica

COPYRIGHT-gunther-campine-ressources-2016-04-29_17-07-34__TND5059-1.jpg

‘Beauty is not everything, it’s the only thing’

No hay duda de que Nicolas Winding Refn tiene un estilo visual inconfundible y a base de matizarlo película tras película en The Neon Demon ha llegado a la perfección, una palabra que no usamos a la ligera. En esta cinta Refn, junto a la responsable de fotografía del film Natasha Braier, ha creado un imaginario propio lleno de detalles cuyas piezas claves son el color azul, el rojo y el triángulo. Tal y como explicó la propia Braier en un artículo publicado en The Guardian, el rojo simboliza el peligro, el azul el agua del mito de Narciso y el triángulo aporta espiritualidad. Tres elementos que se van repitiendo a lo largo de la película y que la dotan de empaque y cohesión.

Sin embargo, como ya viene siendo costumbre en el cineasta, el punto flojo de The Neon Demon es el guion. La trama que nos relata el film no es más que la versión femenina y contemporánea del mito de Narciso, un dios tan bello que todas las ninfas perdían la cabeza por él y que cuando vio su reflejo en un lago se enamoró de sí mismo hasta el punto de la obsesión. Por tanto, sí, existe una línea narrativa central, pero es tan simple que cabe preguntarse si el metraje de dos horas no es algo excesivo y ciertas escenas no suponen más que una pura recreación visual. Al trasladar el mito al mundo de la moda, Refn aprovecha para criticar ciertas prácticas consideradas normales y corrientes en este entorno, pero el film se disfrutará más si se ve como un ensayo sobre la belleza y su importancia en nuestro mundo, más que una obra con fines narrativos.

copyright-gunther-campine-ressources-2016-04-29_17-04-22__tnd0974

Respecto al reparto, cabe destacar por supuesto la labor de Elle Fanning en su papel más adulto hasta la fecha, y Jena Malone, capaz de interpretar la faceta más amable y la más animal de su personaje. Por último, destacar que en The Neon Demon Refn vuelve a contar con Cliff Martinez para la banda sonora, un trabajo repleto de sonidos oníricos que nos hacen adentrarnos con mayor facilidad en ese mundo estéticamente perfecto creado por Nicolas Winding Refn.

Anuncios

1 comentario

  1. Pingback: Estrenos en crudo: Nicolas Winding Refn y su aterradora belleza | NO SUBMARINES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s