Artículos, música
Comments 2

Una banda llamada The Cure

Pensar en The Cure es mucho más que recordar a unos muchachos que hacían música oscura y cuyo vocalista lucía un look gótico de peinado imposible. Pensar en The Cure es pensar en una banda capaz de crear un sonido que fue para muchos, todo un referente generacional. Es por derecho recordar a una de las bandas más grandes surgidas en la Inglaterra de finales de los 70.

Su historia trascurrió como la de muchos otros grupos de aquel momento, pero fue su increíble talento lo que les hizo perdurar para siempre. Trascurría el año 1972 y los entonces estudiantes Robert Smith, Michael Dempsey, LaurenceLol” Tolhurst, Marc Ceccagno y Alan Hill decidieron formar la agrupación The Obelisk. En plena explosión punk, cinco muchachos de edades comprendidas entre los dieciocho y los veinte, comenzaron sus primeros pasos en el mundo del rock. Idas y venidas, el paso del tiempo y cambios varios, hasta llegar a la formación actual.

the-cure-5

¿Por qué el nombre de The Cure? Según Robert Smith, cantante y guitarrista del grupo, querían “curar” al enfermizo mundo que simbolizaban los Rod Stewart o los Queen, entre otros. El objetivo era claro. Luchar por conservar la autonomía del punk, pero con una visión más abierta en forma y más introspectiva en concepto.

No podemos olvidar que todo lo bueno siempre se cocina lentamente y fue así como, con mimo y sosiego, comenzaron a modelar su personalísimo estilo. Composiciones góticas, que metamorfosearon a un pop atractivo de coloración oscura y atmósfera mortecina. Sonidos ejecutados con sofisticación, instrumentación envolvente y sugestivas texturas auditivas para conformar un nuevo y personalísimo estilo.

thecure-2

The Cure construyó un giro histórico en la tradicional sonoridad de las guitarras. Hizo que nuestros ojos buscaran la belleza entre las sombras, impulsándonos a sumergirnos entre nuevos sonidos, creando un universo lleno de colores indefinidos y paisajes nebulosos de desbordante y sutil elegancia.

El ocho de mayo de 1979 editaron su primer disco Three Imaginary Boys. Nace así un vinillo hecho por tres chicos que nunca habrían imaginado que su sonido post punk y su estilo oscuro, iba a desencadenar en una de las bandas más grandes de la historia de la música. Tras la enorme popularidad conquistada, afrontaron conciertos cada vez más y más multitudinarios. Giras extenuantes y una pausa sabática necesaria que duró cerca de un año. En 1989 a pesar del abandono de Lol Tolhurst, festejaron los diez años de su carrera discográfica, publicando otro maravilloso disco Disintegration.

thecure-3

El tiempo que inexorablemente coloca todo en su lugar, los encumbró como un grupo minoritario de culto, logrando una hazaña que poquísimas bandas pueden contar: haberse iniciado y mantenido hasta el fin de un decenio difícil, caótico y controvertido como sería el de los años ochenta.

cure-destacada

Sobreviviendo a modas, cambios y mercados, su estética fue sin duda pieza clave en su éxito. ¿Quién no recuerda la carismática personalidad de su líder Robert Smith? Su look dramático, de pelo desordenado, su tez pálida, ojos oscuros y sus labios color carmín le provocaron ya en su adolescencia la expulsión del colegio por considerarlo una imagen negativa para sus compañeros. A pesar de ello, siempre fiel a la convicción de hacer las cosas a su modo, no renunció a su personal estética y años más tarde, su iconografía se proyectó en la música e inevitablemente en la moda.

the-cure-robert-smith

The Cure’s Robert Smith.

Magnético, místico, con su vestimenta color negro, las botas Dr. Martens, el pelo enmarañado, la piel mortecina y los labios pintados de rojo intenso crearon una inconfundible y personalísima estética, que sirvió de paradigma a toda una generación.

La fuerte personalidad musical de The Cure fue inevitablemente también espejo en el que reflejarse para otras agrupaciones. Sin ellos imposible entender bandas como Placebo, Depeche Mode, Interpol o a los mismísimos Soda Stéreo acusados en su momento incluso de plagiar a la banda inglesa. Artistas del rock alternativo como los Dinosaur Jr., The Jesus and Mary Chain, A Perfect Circle, o The Smashing Pumpkins, están inevitablemente tocados por su influencia. Otros como Red Hot Chili Peppers, Deftones, System of a Down, Linkin Park o incluso bandas más extremas como Carpathian Forest y Converge, también han citado a The Cure como base firme de sus sonidos.

the-cure

Robert Smith, alma y líder de la banda, siempre se mostró reacio a estereotipar el estilo The Cure en una sola corriente musical. A pesar de ello y en contra de lo que inicialmente pretendieron, es de justicia declarar que fueron una de las bandas que plantaron las semillas del rock gótico y de la música siniestra a finales de los setenta.

Con su trilogía oscura de álbumes conceptuales como fueron Seventeen Seconds, Faith y Pornography desarrollaron lo que se más tarde sería conocido como post punk. Un movimiento con claras tendencias contraculturales, donde las letras de los temas se convierten en el canal perfecto para expresar sentimientos con una enorme carga poética y filosófica.

the-cure-10

En todos estos años no han parado de crear. Con mejor o peor fortuna han editado varios álbumes entre los que se encuentra Japanese Whispers, el cual marcaría una reorientación radical con respecto al sonido oscuro que los popularizó. Cortes sencillos y alegres como Let’s Go to Bed o The Lovecats.

¿Su último trabajo de estudio? Bajo el título de 4:13 Dream nace en el año 2008, producido por Robert Smith junto a Keith Uddin. Un disco en donde han seguido explorando conscientemente en la línea del rock duro. La crítica no fue demasiado benevolente con este  trabajo del que ha dicho que “está rodeado de demasiadas canciones a medias, sin forma definida, sonidos incoloros y carentes de espíritu”.

the-cure-9

A pesar de todo, los años van pasando y ellos ahí siguen. Puede que no tengan temas de esos que se corean en un estadio mientras el público hace la ola o puede que no tengan guitarras atronadoras ni baterías tocadas a una velocidad supersónica. Sin embargo lo que nadie puede cuestionar es su calidad musical y su personalísimo estilo, el cual sin duda ha trascendido su momento vital y ha marcado a dos generaciones de artistas de todo tipo.

Aunque las arrugas surcan sus rostros y tengan aspecto de músicos trasnochados, han sabido permanecer con fuerza, vendiendo más de 27 millones de discos en todo el mundo, con autenticidad y sin hacer nunca concesiones al mainstream. Ahí es nada. 37 años en activo y siguiendo…

the-cure-15

Live Nation los traerá próximamente de gira por nuestros país. con su espectáculo The Cure 2016. Robert Smith como voz y guitarra, Simon Gallup al bajo, Jason Cooper a la batería, Roger O’Donnell en los teclados y Reeves Gabrels como guitarra, repasarán 37 años de carrera, mezclando éxitos, rarezas y temas hasta ahora inéditos. Como artista invitado en toda la gira europea tocarán The Twilight Sad. Nosotros allí estaremos para vivir desde cerca uno de los acontecimientos musicales del año.

 The Cure 2016, girará por las siguientes ciudades españolas:

Madrid, Barclaycard Center el 20 de noviembre.

Barakaldo, Bizkaia Arena BEC el 24 de noviembre.

Barcelona, Palau San Jordi el 26 de noviembre.

2 Comments

  1. jluis says

    Estupendo y ameno relato del recorrido musical de una banda marcada por el misterio y el magnetismo tanto de su música como de sus letras. Gracias

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s