cine, críticas de películas
Comment 1

‘Paterson’, un poeta en Nueva Jersey

SINOPSIS

Esta película dirigida por Jim Jarmusch nos cuenta la historia de Paterson (Adam Driver), un conductor de autobús en la ciudad de Paterson, Nueva Jersey –ambos comparten nombre. Cada día, Paterson sigue una simple rutina: Hace su ruta diaria, observando la ciudad a través de su parabrisas y oyendo fragmentos de conversaciones fugaces a su alrededor; escribe poemas en un cuaderno; saca a pasear al perro; va al mismo bar a tomarse siempre esa misma cerveza; y se va a casa con su esposa, Laura (Golshifteh Farahani). Por el contrario, el mundo de Laura es siempre cambiante. Cada día le surge un nuevo sueño, un proyecto diferente e inspirador. Paterson ama a Laura y ella le ama a él. Él apoya sus nuevas ambiciones; ella ensalza su don para la poesía. La película contempla silenciosamente los triunfos y derrotas de sus vidas diarias, recreándose en la poesía que surge en los más pequeños detalles.

CRÍTICA

PATERSON_D04_0010.ARW

“Would you rather be a fish?”

Con Paterson, Jarmusch nos da una película reflexiva que quizás no sea apta para todos los públicos, pero que sí dejará huella en aquellos espectadores que estén dispuestos a disfrutar del paseo que nos ofrece el cineasta estadounidense por el día a día de una pareja de artistas en un barrio obrero de Nueva Jersey. Siguiendo la regla de menos es más, Jarmusch cimienta su película en las interpretaciones de sus actores y en los poemas que van apareciendo en pantalla (en su mayoría escritos por Ron Padgett) para revelar en los detalles más simples, los grandes conflictos internos que atormentan al personaje protagonista, que de un modo u otro, son los que nos atormentan a todos.

Por un lado, el film ataca ese concepto tan bonito y tan poco realista con el que tantas veces se nos bombardea en nuestro día a día, ya sea en series de televisión o en anuncios en enormes vallas publicitarias: “serás feliz cuando encuentres al amor de tu vida”. Paterson ya ha encontrado el suyo, e inexplicablemente, la felicidad parece eludirle. No es sino a través del autodescubrimiento, que conseguirá llegar a la autosatisfacción.

PATERSON_D26_0049.ARW

Por otro lado, la película también quiere ir en contra de ese hábito tan frecuente en nuestra sociedad de reducir las personas a una sola cosa y que solemos llevar a cabo porque simplemente nos hace la vida más fácil. Paterson es un chico de treinta y tantos años que fue marine, que vive con su mujer en el barrio en el que se crió y que conduce el autobús urbano para ganarse la vida sí, pero también es un ávido lector y un poeta por derecho propio que lleva siempre consigo un cuaderno para escribir versos que le ayuden a procesar sus pensamientos y sentimientos. Así que, ¿eso en qué le convierte?: ¿un conductor de autobús?, ¿un poeta?, ¿un marido?, ahí radica el núcleo del conflicto del personaje protagonista, que le tiene acumulando tensión durante toda la película como si de una olla a presión a punto de estallar se tratara. Jarmusch quiere reflejar aquí también, no solo en el protagonista, sino en los diversos personajes del barrio de Paterson, que no es incompatible tener unas circunstancias económicas con tener una serie de ambiciones o inquietudes creativas, supuestamente más propia de otros estratos sociales.

El film también muestra cómo la rutina mata poco a poco la creatividad y una relación de pareja y es quizás aquí donde mejor se utiliza el sentido del humor, el cual salva la película de convertirse en una obra demasiado intensa. De hecho, algunos han apuntado cómo la relación entre Paterson y Laura parece tener muchas similitudes con la relación de Jarmusch y la cineasta Sara Driver, de lo cual el cineasta no ha querido hacer declaraciones, aunque sí ha admitido que todas sus películas tienen una parte de él y el estilo de vida análogo de Paterson (sin móvil, sin portátil, sin ni siquiera despertador) se parece al que lleva el director.

PATERSON_D23_0010.ARW

Pero no podíamos terminar esta crítica sin hablar de la increíble labor que realiza Adam Driver. A estas alturas de su carrera, el actor parece haberse especializado en personajes maravillosamente raros; hace ya cuatro años y medio que consiguió el papel del inadaptado e incomprendido Adam en Girls que le lanzó posteriormente al estrellato y le hizo ganar caché suficiente como para llegar a interpretar al inadaptado más famoso de la cultura popular reciente, el joven villano de Star Wars VII, Kylo Ren. Puede que ese primer papel estableciera un patrón en su carrera o puede que la extrañeza sea una característica intrínseca del propio Driver que traspasa a sus papeles, lo que sí es cierto es que además de esa extravagancia, el actor insufla también una total naturalidad a todos los papeles que interpreta y es eso lo que le hace tan buen actor y una elección tan acertada para el papel de Paterson, un hombre que lucha por discernir cuál es su sitio en la sociedad y cómo encaja en ella .

Viendo la interpretación que realiza Driver en la película, uno podría pensar que Jarmusch la escribió con el actor californiano en mente, capaz de rompernos el corazón en un instante cuando se le enjugan los ojos en lágrimas viendo su vida pasar y recomponerlo segundos después con una sonrisa de alivio al ver a la mujer que ama. Una lástima que en contraposición, la labor de Golshifteh Farahani palidezca un poco y, en ocasiones, resulte hasta poco creíble.

Anuncios

1 comentario

  1. Pingback: Estrenos en crudo: héroes, poetas y treintañeras. | NO SUBMARINES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s