Artículos, música
Dejar un comentario

7 cartas memorables de músicos y cineastas

El 15 de noviembre salió a subasta una carta que bien podría ocupar un puesto destacado en un museo de historia de la música. En ella, John Lennon contesta a una misiva anterior de Paul y Lisa McCartney, demostrando la alta tensión que había entre los dos exmiembros de los Beatles poco después de que John Lennon y Yoko Ono se fueran a Estados Unidos. Con motivo de esta subasta de esta carta, en No Submarines hemos decidido seleccionar siete cartas que nos dejan echar un vistazo a lo que ocurre entre bambalinas en el mundo de la música y el cine.

1. De John Lennon a Paul McCartney – La carta de la discordia

La susodicha carta se vendió a un coleccionista de Dallas por casi 30.000 dólares en una subasta de la empresa RR Auction.

john-lennon-carta_zpsxr5z1isy

El comienzo ya demuestra la clase de tensión que había entre los dos matrimonios y entre los dos exmiembros de los Beatles:

“Mientras leía tu carta, me preguntaba qué clase de fan de los Beatles picajoso y cuarentón la había escrito. Me resistía a ir a la última página para averiguarlo (no paraba de darle vueltas, ¿la reina de Inglaterra?, ¿la madre de Stuart?, ¿la esposa de Clive Epstein? ¿Alan Williams?, ¡pero qué coño! ¡Si es Linda!)”

La carta tiene varias páginas y la transcripción completa en inglés la podéis encontrar en este artículo de NME, pero estas son algunas de las frases más significativas que Lennon le dirigía a McCartney:

“Espero que te hayas dado cuenta de toda la mierda que tú y el resto de mis amigos amables y desinteresados nos habéis hecho pasar a Yoko y a mí desde que empezamos a salir juntos.”

 “¿De verdad crees que la mayoría del arte actual ha surgido por influencia de los Beatles? No creo que estés tan loco para creer eso, Paul. ¿Lo crees? ¡Cuando dejes de creer eso puede que despiertes! ¿No dijimos siempre que éramos parte del movimiento, no EL movimiento?”

2. De Audrey Hepburn a Henry Mancini – Una carta de agradecimiento

henry-mancini-audrey-hepburn_zpsqgyypwiz

Pero no todo son discordias en el mundo del espectáculo. Cuando Audrey Hepburn vio por primera vez la película de Desayuno con diamantes con la banda sonora de Henry Mancini, decidió mandarle esta preciosa carta de agradecimiento que traducimos a continuación:

audrey-hepburn-letter-breakfast-at-tiffanys_zps7s8m19a4

Querido Henry,

Acabo de ver la película Desayuno con diamantes, esta vez con tu banda sonora.

Una película sin música se parece un poco a un avión sin combustible. Aunque se haya hecho el trabajo lo mejor posible, seguimos quedándonos en tierra y en el mundo real. Tu música nos ha hecho despegar y elevarnos por el cielo. Todo lo que no pudimos decir con palabras o mostrar con acciones, lo has expresado tú por nosotros. Has hecho todo con tanta imaginación, diversión y belleza.

Eres alucinante y el compositor más sensible de todos.

Gracias, querido Hank.

Con amor,

Audrey

3. De Keith Richards a su tía – Cuando Keith conoció a Mick

bob-bonis-a44_7-bb32-billboard-1500.jpg

Cuando Keith Richards le escribió una carta a su tía a sus dieciocho años, entre otras muchas cosas,  describió un reencuentro con un compañero de colegio que cambiaría su vida para siempre, un tal Mick Jagger. La carta entera original se podía leer en Letters of Note, aunque ya no está disponible. Esta es nuestra traducción de la parte referente a Mick Jagger:

Tenía en las manos uno de los discos de Chuck Berry cuando un tío que no veía desde el colegio se acercó a mí. Tiene todos y cada uno de los discos que ha hecho Chuck Berry y todos sus amigos también, todos son fans del R&B, me refiero al R&B de verdad (no esa mierda de Dinah Shore y Brook Brenton) […]

En cualquier caso, el tío de la estación se llama Mick Jagger y todos los chicos y chicas se reúnen los sábados por la mañana en un bar que se llama Carousel; una mañana de enero yo pasaba por ahí y decidí pasar a verle. Todos se me echaban encima, me han invitado a unas diez fiestas. Además, el tal Mick es el mejor cantante de R&B a este lado del Atlántico, y lo digo en serio. Yo toco la guitarra (eléctrica), al estilo de Chuck, hemos conseguido un bajo y un batería y una segunda guitarra y practicamos 2 o 3 veces a la semana. ALUCINANTE.

Claro que obviamente están todos forrados y viven en casoplones, es de locos, uno de ellos hasta tiene mayordomo. Mick y yo nos pasamos por allí (en el coche de Mick, claro, no en el mío).

“¿Puedo traerle algo, señor?”

“Vodka con lima, por favor.”

“Por supuesto, señor.”

Me sentí como un señor de verdad, casi le pido que me trajera mi corona cuando me iba.

4. Patrick Carney y Jack White – De archienemigos a colegas de profesión

640_patrick_carney_463863756_zps7seb2xes

La enemistad entre The Black Keys (especialmente Patric Carney) y Jack White tiene un largo recorrido que bien podría ocupar todo este artículo. Pudimos ser testigo del último episodio de esta rivalidad gracias a una versión moderna de una carta: un conglomerado de tuits.

Era el 13 de septiembre de 2015, y después de actuar en un tributo a Neil Young en el Bowery Ballroom, Patrick Carney estaba en el bar Cabin Down Below, cuando entró Jack White. El batería de The Black Keys tuiteó su versión de la historia sobre lo que pasó a continuación y esta es nuestra traducción:

Nunca he conocido a Jack White. Hasta esta noche. Ha entrado en un bar de Nueva York al que voy mucho con mis amigos y ha intentado pelearse conmigo. Yo no me meto en peleas, ni quiero pelearme, ¡¡¡pero estaba como loco!!! Él es la razón por la que me dedico a la música. Los matones que me hicieron sentirme como si no fuera nada. La música era algo privado y no competitivo. No estoy seguro de por qué está tan molesto, simplemente me gustaba mucho Zeppelin y quería tocar la guitarra. Me corté el meñique y terminé siendo batería. No el mejor batería de todos los tiempos, pero uno con mucha pasión. Pero en cualquier caso, Jack White. Un matón de cuarenta años ha intentado pelearse con un friki de treinta y cinco. Puede que hayamos montado un numerito, pero también ha sido muy muy triste y patético. Jack White es básicamente la tonta camiseta Zero de Bill Corgan en persona.

Una hora después, Jack White contestaba con esta declaración:

Nadie ha intentado pelearse contigo, Patrick. Nadie te ha tocado o te ha “acosado”. Se te ha hecho una pregunta que no has podido contestar, así que te has marchado. Así que deja de gimotear por Internet y habla cara a cara como una persona normal. Fin de la historia.

Poco después, Patrick Carney eliminó la mayoría de sus tuits y tuiteó: “He hablado con Jack durante una hora, es un buen tipo. Todo está bien”.

Jack White tuiteó: “De un músico a otro, tienes mi respeto, Patrick Carney.”

5. De Tom Hanks a The Nerdist Industries – Cómo responder a un soborno

tomhanks_zpsxziugyrq

En 2012, Chris Hardwick (del podcast de The Nerdist) intentó sobornar a Tom Hanks para que apareciera en su programa, enviándole una máquina de escribir Smith Corona de 1934, extramadamente rara, sabiendo que al actor le encantaba coleccionarlas y él le contestó con esta carta.

tomhanks-letter-the-nerdist_zpsequztrcf

Queridos Chris, Ashley, y todos los genios diabólicos de The Nerdist Industries.

¿A quién estáis intentando sobornar para que aparezca en vuestra “cosilla” con este regalo, la maravillosa y silenciosa máquina de escribir Corona fabricada en 1934?

Estáis locos si pensáis que… que… vaya, esta máquina va genial… y ese color carmesí profundo… ¡Espera! No soy tan superficial para… y es muy silenciosa…

¡Ay, vale!

Mi gente se pondrá en contacto con la vuestra y conseguirán obtener algún tipo de proceso para la entrevista…

Idos al infierno, malditos,

Tom Hanks

6. Carta abierta de Jennifer Lawrence  –  ¿Por qué cobro menos que mis coprotagonistas masculinos?

jennifer-lawrence-photoshoot_zpsl8vyixza

Ya es famosa la carta que Jennifer Lawrence publicó en Lenny Letter, la newsletter de Lena Dunham y Jenni Konner. Podéis acceder a la carta entera en este enlace, pero esencialmente en ella Lawrence explicaba que gracias a la filtración de los correos de Sony, había averiguado que sus compañeros masculinos de La gran estafa americana cobraban más que ella y esto le había hecho darse cuenta de que se había rendido demasiado pronto en las negociaciones en torno a su contrato. Continuaba la carta explicando que, si era sincera consigo misma, en parte no había continuado negociando porque “no quería parecer difícil o malcriada”. Dos adjetivos que parecen aplicarse a las actrices que defienden sus derechos en la industria, y por lo que la ganadora de un Oscar expresaba su resolución de no dejarse achantar:

Ya estoy harta de intentar encontrar la manera “adorable” de expresar mi opinión y que le siga cayendo bien a la gente. ¡A la mierda! No creo que haya trabajado nunca para un hombre que pasara tiempo contemplando desde qué ángulo debería utilizar su voz para que lo escucharan.

7. De Kubrick a Arthur C. Clarke – Cómo nace un referente de la ciencia ficción

clarke-and-kubrick_zpslkxchwlz

El 31 de marzo de 1964, Stanley Kubrick le envió esta carta a Arthur C. Clarke, en ella el director enumeraba sus principales intereses para crear “la película notoriamente buena de ciencia ficción” que posteriormente conoceríamos como 2001: Una odisea del Espacio.

letter-stanley-kubrick-arthur-c-clarke-001_1_zps6ym6tjup

  1. Las razones para creer en la existencia de vida extraterrestre inteligente.

  2. El impacto (y quizás la falta de impacto) que un descubrimiento así podría tener sobre la Tierra en un futuro próximo.

  3. Una sonda espacial con aterrizaje y exploración de la Luna y Marte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s