críticas de discos, música
Dejar un comentario

Imparable, Ty Segall

Con esa apariencia de ser el hijo que toda madre querría tener, este joven californiano dulce y sensible, afirma sin despeinarse que sólo es capaz de escribir canciones en la intimidad de su casa. ¡Quién lo diría viéndolo sobre el escenario! Lleva surfeando desde que tenía ocho años y su premisa de vida y de trabajo, es por encima de todo pasarlo bien. Sencillo y espontáneo, Ty Segall es uno de los artistas más prolíficos de estos tiempos.

Con nuevas canciones en estado de ebullición a cada minuto y unas ganas inmensas de seguir abriendo sus entrañas en cada una de ellas, durante los últimos tres años no ha cesa en su imparable ascenso creativo.

Admirador confeso de David Bowie, sus gustos van desde la filosofía de Camus, hasta la ciencia ficción de Philip K. Dick, pasando por el show británico The Prisoner y las películas de Cronenberg. La muerte de su padrastro Brian Segall, marcó un punto de inflexión en su carrera artística. Arrastrado por el desconsuelo, construyó el que hasta ahora se considera su mejor trabajo, Sleeper. Un disco de tono fúnebre y lastimero, hecho básicamente por él y su guitarra.

Anclado voluntariamente en el sonido del rock de garaje y con un fuerte interés tanto en la psicodelia como en la estética lo-fi y el noise, Segall no sólo se presenta como solista, sino que además participa activamente en otros proyectos, entre ellos en Fuzz.

Desde que Ty Segall debutó con un disco epónimo en el 2008, el chico de los “mechones de oro” nos ha regalado una larguísima lista de LP´s, EP´s y singles en tiempo récord. En su línea de lanzar casi un disco por año, este 27 de enero ha publicado su último trabajo, titulado de nuevo Ty Segall y editado vía Drag City.

ty-segall-portada2

El primer adelanto llegó con el single Orange Color Queen, una perfecta balada de amor con un registro mucho más sosegado e intimista que de costumbre. Un corte dedicado a su pelirroja novia Denée Petracek, miembro del grupo VIAL y responsable del arte y las portadas de sus discos. “Es mi reina de color naranja”.

El disco se abre con el tema Break A Guitar, dando la bienvenida al LP y en el que tenemos guitarrazos para todos y de todos los colores. Reminiscencias al sonido de Black Sabbath, caña de la buena, mucho riff, distorsión y rock de ese que acelera el pulso. Vatios y Kilovatios a saco, para apabullarnos con esta demolición sonora. Sus profundas raíces del sonido garaje-punk, siguen afortunadamente presentes en su nuevo trabajo.

ty-segall3

Estamos ante un álbum audaz y ambicioso, en el que se mezcla su lado más salvaje con su vertiente más clásica. Temas como Freedom, nos recuerdan al sonido de los Beatles en un registro más sosegado e íntimo. El éxtasis llega con Warm Hands, otro grandísimo corte que durante diez minutos y veinte y un segundos fusiona con increíble perfección sonoridades tan diversas como el jazz, el glam, el punk y el funky. Un tema arriesgado, complejo e insultantemente brillante.

The Only One y el salvaje Thank you Mr. K, nos sacuden con sus vibraciones para dejar paso en la mitad del disco, a la parte más pop, intimista y poética que jamás Ty Segall haya escrito. Además de la declaración de amor presente en Orange Color Queen, Papers nos acaricia con su delicada melodía de piano, a medio camino entre el hippy-dippy y el folk.

Cierra el álbum Untitled, que en realidad es sólo una descarga de cuatro segundos de ruido de guitarra, con toda la sutileza e inteligencia de un estallido sonoro que aflora en el momento más oportuno.

ty_segall

No hay lugar a la discusión. Su nuevo álbum muestra que no sólo es capaz de dominar varias vertientes del rock estilísticamente divergentes, sino que es capaz de unirlas a la perfección y crear un trabajo tan brillante como este. En lugar de trazar un discurso típicamente lineal, Segall ha sabido construir una discografía sinuosa y emocionante, capaz de desplazarse hacia cualquier dirección. Después de casi una década en la música, se confirma que lo único predecible en este joven artista, es su capacidad de sorprender continuamente.

“Para mí es como una terapia. Tengo tres vías para ayudar a mi cerebro a superar los problemas, ya sean triviales o realmente jodidos: tocar la batería, hacer surf y escribir canciones. En especial esta última me ayuda a aislar los miedos, a desgranar las inseguridades o a exaltar las alegrías y así separar las múltiples emociones que me asolan a lo largo de la semana. Es como si al escribir canciones ordenara el caos emocional que se acumula en mi cabeza”.

Al final tendremos que darle las gracias al Sr. Segall de que le haya dado por esto de la música. Gracias por traernos este año un disco tan tremendo. Que se pongan las pilas el resto porque va a estar entre lo mejorcito del 2017.

Playlist Ty Segall de Ty Segall

tysegall_2017

Break a Guitar

-Freedom

-Warm Hands (Freedom Returned)

-Talkin’

-The Only One

-Thank You Mr. K

-Orange Color Queen

-Papers

Take Care (To Comb Your Hair)

-Untitled

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s