cine, críticas de películas
Comment 1

‘Moonlight’: Cómo hacer cine inteligente y honesto

“In moonlight, black boys look blue”

Moonlight está basada en una obra de teatro de Tarell Alvin McCreany, In Moonlight, Black Boys Look Blue, en la cual narra la historia de su propia infancia y adolescencia como un joven homosexual en los años 80 criado por una mujer drogadicta, en un entorno tan hostil como el barrio marginal de Miami llamado Liberty City. El guion de esta obra de teatro llegó al director Barry Jenkins que se vio sumamente reflejado en el relato de McCreany, ya que él también se había criado en Liberty City y su madre también había caído en la drogadicción durante su infancia, así que le pidió permiso a McCreany para adaptarlo para el cine. Por tanto, no es de extrañar, que este film respire honestidad por los cuatro costados, algo que lamentablemente escasea hoy en día en las salas de cine.

moonlight-barry-jenkins

Por otro lado, hay algo en la forma que tiene Jenkins de utilizar la cámara que hace que se vuelva la herramienta definitiva para conectarnos con las emociones latentes en cada escena del film. El cineasta no juega sobre seguro y se arriesga, se arriesga desenfocando la imagen, utilizando la cámara lenta, haciendo que sus actores hablen directamente a la cámara… Con cada recurso nuevo que utiliza, Jenkins hace el guion más y más cinematográfico, destilando una pasión arrolladora por hacer cine y una capacidad de inventiva que a menudo solo se ve en las películas de bajo presupuesto como esta. Sin embargo, el director también sabe cuándo retirarse y dejar espacio a sus actores para brillar.

moonlight-andre-holland

Este es otro de los grandes aciertos del film: su reparto. Desde los tres actores que interpretan al protagonista en las distintas etapas de su vida, hasta las actrices y actores secundarios. Todos y cada uno de ellos demuestran que se ha hecho una labor de casting espectacular para la película, aunque indudablemente destaque la labor interpretativa de Mahershala Ali como Juan y Naomie Harris como Paula, la madre del protagonista. El trabajo de la actriz británica resulta especialmente abrumador cuando pasa totalmente inadvertido el hecho de que tuviera que rodar todas sus escenas en tres días por problemas con su visado. Tres días en los que no se rodó la historia en orden, sino que tuvo que ir cambiando de la etapa más madura del personaje, a la más joven y la mediana edad una y otra vez. Un hecho digno de admirar e interpretaciones que se ven ensalzadas por la elegante fotografía de James Lexton y la delicada banda sonora de Nicholas Britell.

moonlight-naomie-harris

En definitiva, Moonlight es uno de esos escasos milagros cinematográficos que ocurren muy de tanto en cuanto, en el que el equipo que hay detrás no solo tiene el talento necesario para hacer una buena película, sino que, especialmente en el caso de los guionistas y los actores, han tomado la decisión clara y consciente de desnudarse completamente a nivel emocional por y para el film, utilizando todos y cada una de sus vivencias para elevar la película, dejando el mensaje de “basado en hechos reales” totalmente anticuado y enterrado.

Anuncios

1 comentario

  1. Pingback: Estrenos en crudo: McKay y Jenkins, los Batman y Robin que hacen brillar las novedades | NO SUBMARINES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s