cine, críticas de películas
Dejar un comentario

‘I Don’t Feel at Home in This World Anymore’: Una gama de grises

Desde el pasado 24 de febrero, está disponible en Netflix la ganadora del Gran Premio del Jurado de la última edición del Festival de Sundance: I Don’t Feel at Home in This World Anymore, el primer largometraje del actor Macon Blair (Blue Ruin, Green Room).

Con un guión firmado por el propio Blair, Ya no me siento a gusto en este mundo -así se ha traducido en España-, está protagonizada por Melanie Lynskey y Elijah Wood. Lynskey estuvo también el año pasado en Sundance con otra ópera prima, The Intervention, un trabajo que le valió el premio a la mejor interpretación femenina del festival.

i-dont-feel-at-home-in-this-world-anymore-melanie-lynskey-elijah-wood

Melanie Lynskey y Elijah Wood, una pareja de antihéroes.

Sinopsis: Ruth (Melanie Lynskey), es una tímida auxiliar de enfermería que da un giro a su vida cuando, acompañada de su solitario vecino (Elijah Wood), trata de encontrar a los desalmados que robaron en su casa.

Salvo algún momento puntual, la película podría traducirse en una gama de grises que no provoca nada más que una respuesta de indiferencia. Es cierto que no hay ninguna pretensión disfrazada, y que el absurdo es la gasolina con que la que se alimenta la historia, pero también es cierto que lo que ésta pide a gritos es un tono más extremo.

Otro punto importante, es la poca definición de los personajes que lleva a una narrativa sin escalones, en la que todo transcurre de manera forzada y donde la motivación de la protagonista carece de la fuerza suficiente para lograr un mínimo de empatía.

i-dont-feel-at-home-in-this-world-anymore-melanie-lynskey-macon-blair

Macon Blair, el director y guionista, tiene un pequeño cameo en la película.

Nada que reprocharle a Melanie Lynskey, que sale ilesa de una Ruth demasiado obvia y cuyo trabajo carga con todo el peso de la trama. Lynskey asume muchos más riesgos que Blair, y gracias a eso la cinta se mantiene a flote. Por su parte, Elijah Wood cumple en su labor como secundario, pero, ni se implica al nivel en que lo hace su compañera, ni tiene los mismos galones.

En definitiva, I Don’t Feel at Home in This World Anymore resulta una cinta demasiado mediocre, y cuesta asumir su conquista del máximo galardón de un festival como el de Sundance. Lejos quedan títulos como Frozen River, Winter’s Bone, o Whiplash. Flaco favor para el cine independiente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s