críticas de discos, música
Dejar un comentario

Mike Oldfield vuelve al lugar del que nunca se fue

Con tan solo 22 años creó Ommadawn, la obra de rock sinfónico que, sumado a Tubular Bells, le comenzó a dar un nombre en la industria de la música. Ahora, 42 años más tarde, Mike Oldfield vuelve con Return to Ommadawn. La referencia directa a uno de sus primeros discos nos hace prever la vuelta al estilo de música de Ommadawn. Este se trata de un álbum compuesto por dos partes con más de quince músicos participando en su grabación para crear unos sonidos que te transportan en un álbum totalmente instrumental que fue el tercer álbum de estudio del músico publicado en 1975.

Return to Ommadawn salió a la luz el pasado 20 de enero y en él podemos encontrar dos largas partes, como en su antecesor. Return to Ommadawn Parte 1 y Parte 2 completan los 40 minutos de este álbum que vuelve a las raíces del artista y que, como él mismo explica, trabajar en Return to Ommadawn fue “como un retorno a mí mismo”.

El único músico que escuchamos en este álbum es el propio Mike Oldfield, que se encarga de todos y cada uno de los instrumentos que aparecen en estas dos obras sinfónicas en las que podemos contar hasta 25.

mike-oldfield-5_zpsrc6jybl1

Return to Ommadawn nos ofrece una música agradable, llena de cuerdas que se mezclan entre el solo de guitarra eléctrica más espectacular hasta el punteo más delicado de un guitarra española todo mezclado por el sonido de un ukelele. Subidas y bajadas nos llevan por este viaje perfectamente unido y trabajado. La trayectoria del viaje musical lo marca el oyente. Los primeros minutos te llevan a un sitio tranquilo, a un campo de espigas, a un pequeño pueblo, en resumen, hasta donde la imaginación alcance. Próximos a la mitad de la primera parte, unos tambores nos recitan el cambio de ambiente. Llega la caballería y ahora la acción inunda la escena pero pronto se vuelve al relajado sonido de las flautas lo que nos trae de vuelta a la calma.

La parte 1 y parte 2 están perfectamente hiladas, pero cuentan historias diferentes. La segunda es mucho más esperanzadora. Una banda sonora sin serlo, Oldfield alcanza la escalofriante cifra de 30 discos desde 1968 hasta el 2017, muchas veces lanzando disco por año.

Después de hacer esta vuelta a Ommadawn, lo próximo será el retorno de Tubular Bells, su disco más aclamado. Con tres entregas de este álbum a lo largo de su carrera, Tubular Bells I, II y III (1973, 1992 y 1998 respectivamente), ya tenemos confirmaciones de que el músico británico esta trabajando en la cuarta parte de este clásico. Sin ninguna confirmación de fechas, sabemos que no tendremos que esperar mucho dada su capacidad creativa para disfrutar de nueva música.

La música que trae Mike Oldfield no tiene procedencia ni nacionalidad, es música universal, música del mundo. Te pones los cascos o subes el volumen de los altavoces hasta arriba y ya no estás en tu habitación, en tu casa o en el autobús. Estás haciendo un viaje desde los oídos hasta el espacio. Música para cualquier estado de ánimo, que te coge y te libera, te abre la mente y te la despeja.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s