festivales, festivales de música
Dejar un comentario

Super Bock Under Fest estrena la temporada de festivales

Durante los días 23 y 24 de marzo la música ha circulado sin apenas descanso por la ciudad de Vigo. 10 locales y más de 20 artistas, para disfrutar de propuestas locales e internacionales bien diversas.

El festival, que ha nacido con el deseo de ser una extensión en terreno galaico del consagrado Paredes de Coura, ha pecado de inmadurez. Cambios en la programación de última hora, concordancias en los horarios que nos han obligado a tener que elegir entre los artistas programados y  falta de previsión sobre las más que habituales inclemencias meteorológicas de la zona, son algunos de los hándicaps que esperamos se subsanen en próximas ediciones. Os dejamos nuestra crónica de lo vivido en estos días, deseando larga vida a este recién estrenado formato.

Viernes 23 de marzo

Son las 19.00 horas y esperábamos dar comienzo a la jornada disfrutando con uno de los directos programados en la calle. Llueve torrencialmente y una de esas ahora llamadas “ciclogénesis explosivas” azota con fuerza la ciudad. Es primavera y estamos en Galicia. Tarci Avila y Nacho Dafonte lo han intentado hasta el final, pero  ha sido imposible. El concierto de Presumido se cancela y lo lamentamos profundamente. Declaradas admiradoras confesas de su sonido, esperamos en breve verlos con su maravilloso directo inundar algún espacio de la ciudad.

Cambiando radicalmente de estilo nos trasladamos a la Sala la Iguana. Coni Duchess y Martín L. Guevara, son dos argentinos “de un pequeño lugar de la provincia de Buenos Aires”, que a principio de siglo y tras pasar por Berlín, se instalaron en Bilbao y decidieron que este era el lugar ideal para desarrollar su banda. ¿Su nombre? Capsula.

capsula16

Capsula. Foto Sonia García

Una premisa innegociable y leit motiv en sus directos es según sus propias palabras “crear un espectáculo de alta intensidad emocional, encima y debajo del escenario. De mucha comunicación y energía, de vivir el momento”. Objetivo más que cumplido.

Amantes del rock and roll oscuro y psicodélico y del punk, estamos ante un grupo de verdad. De los que ponen el acento en eso que por veces se olvida y es tan importante: la actitud. Música entendida como un modo de vida, más allá de modas. Música llena de pasión y devoción por el trabajo bien hecho. ¿Sus referentes musicales? The Velvet Underground, The Stooges, el primer David Bowie o los maravillosos Television. Con un directo lleno de energía a raudales, nos ofrecen un concierto lleno de rock fácilmente masticable, invitando al público a desoxidarse. Distorsión, guitarreos interminables y mucha complicidad. Aplauso generalizado más que merecido.

Son las 23.00 horas y llega uno de los momentazos de este festival. En la Sala Máster y con el público expectante llega una leyenda de la música electrónica: Telefon Tel Aviv.

En el año 2001 la industria electrónica se vio sacudida por un fenómeno que había llegado para cambiar las reglas del juego. Su nombre era Telefon Tel Aviv y su carta de presentación un trabajo que ya es un imprescindible: Fahrenheit Fair Enough. Un álbum que supuso un auténtico punto de inflexión en la historia de la música electrónica, convirtiéndose instantáneamente en un referente absolutamente necesario para toda una nueva generación de artistas.

telefon1pg

Telefon Tel Aviv. Foto facilitada por Super Bock Under Fest

 

Josh Eustis y Charles Cooper, amigos y naturales de Nueva Orleans, demostraron que lo suyo era simple y genuinamente talento. Superada la muerte del segundo y tras un forzoso parón, el proyecto musical ha regresado de la mano de Josh. Y lo ha hecho para quedarse. Ahora que los instrumentos analógicos y los sintetizadores modulares parecen estar tan de moda, su música suena más moderna que nunca.

Su discurso musical está repleto de intensidad melódica, cargado de intenciones y como no podía ser de otro modo dispuesto a arriesgarse, siempre en favor de la experimentación. Previsiblemente durante el directo se repasaron con nostalgia sus clásicos y se adelantaron piezas de lo que será su próximo álbum, que “presuntamente” verá la luz este mismo año. Con su tímida sonrisa, Josh comienza una sesión llena de perfección, minimalismo y belleza. Se siente como en casa y es que hemos descubierto, que además de colaborar en los arreglos de la agrupación viguesa Voltaica, sus raíces también tienen como punto de partida Galicia.

Telefon Tel Aviv ofreció alguno de los momentos más intensos del festival. Mas de diez capas de sonido yuxtapuestas, que encajaban con asombrosa naturalidad como  en un puzle perfecto. Con la sala abarrotada, el público aplaudió un trabajo conceptualmente complejo y estéticamente bellísimo, reafirmando que su música sigue siendo incontestable. Y es que hablar de Telefon Tel Aviv es hacerlo de la historia de la música electrónica y la cultura de la IDM. Es hablar de un gigante para el que los límites no existen.

Sábado 24 de marzo

Comenzamos la segunda jornada del Super Bock Under Fest en el Auditorio Mar de Vigo. Nos desplazamos al hall que se prepara para vivir otro momento irrepetible. Dicen que los cantantes negros tienen alma en la voz. Benjamin Clementine tiene eso y mucho más. At Least for Now fue su álbum debut y desde ahí hasta ahora no ha parado de impresionarnos.

benj4

Benjamin Clementine. Foto Sonia García

Admirador confeso de Nina Simone, Erik Satie, Antony and the Johnsons y Édith Piaf tiene una voz alejada de lo común. Elegante en su esencia, Benjamin habita en una dimensión única. La suya propia, donde sus experiencias vitales dibujan una música melancólica y hermosa. Músico y poeta, sus interpretaciones nada tienen que ver con ninguna otra cosa que hayas oído antes.

Subido al escenario, elegante y sereno, sus 193 centímetros de altura se quedan empequeñecidos en cuanto suena su voz. Suenan temas su último trabajo I tell a Fly. Acariciando el piano o jugando con su voz, cada instante es un precioso regalo que nos hace. Dominando la delicadeza y el desgarro, sus temas navegan entre la canción a piano más clásica y el pop de tintes más experimentales Con sus largos y finos dedos, descalzo y semi sentado junto a su piano, es capaz de crear magia con sólo susurrar al micrófono.

ban10

Benjamin Clementine. Foto Sonia García

Con banda en directo y una performance llena de maniquíes desnudos, Benjamin nos arrastra hacia ese universo suyo tan personal y complejo, donde habitan sus miedos y sus filias. Maternidad, infancia, soledad, espiritualidad y vacío unidos por la música como un todo integrador.

Virtuoso del piano, su seguridad es aplastante. Con un dominio vocal abrumador, Benjamin es capaz de hacer complejísimas transiciones que van desde el susurro, al spoken word, pasando por su potente registro de tenor o la dulzura de su falsete sin el más mínimo esfuerzo aparente.

benj1

Benjamin Clementine. Foto Sonia García

Sin dejar de agradecer la sobrecogedora ovación del auditorio y con todo el mundo rendido a sus pies, Benjamin nos regala un inusual bis donde la improvisación y la participación del público fueron las claves. ¿Su música? Un inmenso abrazo que nos une a todos. ¿Su directo? Un regalo envuelto en satén y uno de los momentos más intensos y bellos que se pueden vivir al pie de un escenario.

Sin tiempo para reposar las emociones nos desplazamos a la Sala Magnética para ver los últimos coletazos del directo de Soledad Vélez. Son las 23.00 horas y sobre el escenario la cantante, músico, compositora y productora, que regresa a los directos con más fuerza que nunca.

Dance and Hunt, que viene amparado por el mítico sello Subterfuge Records, es el último trabajo de la artista Soledad Vélez. Tras darse una vuelta por el folk, la cantautora chilena ha decidido pasarse a los sintetizadores, para crear un sonido más auténtico, salvaje y psicodélico, consagrándose como una de las grandes voces del panorama español actual.

soledsd 32

Soledad Vélez. Foto Sonia García

Sus canciones son todas breves, pero de una gran intensidad. Temas que repiten la base melódica y la letra en modo bucle y que son entonadas con la grave y peculiar voz de Soledad. Canciones escritas sobre las personas que le rodean, sobre sus propias experiencias vitales o sobre momentos especiales. Intimismo y vanguardia.

Lamentablemente a la misma hora actúan los chicos de Australian Blonde. Lo hacen en la Sala La Fábrica de Chocolate y hasta allí nos desplazamos para ver un pedazo de su directo. ¿Quién no recuerda el hit Chup Chup, que los catapultó a la fama? Himno de la generación indie de principios de los años noventa hoy sigue en plena vigencia, como si el tiempo no hubiera pasado por él.

ab2

Autralian Blonde. Foto Sonia García

Tito Valdés en el bajo, Roberto Nicieza en la batería y Fran Fernández como guitarra y cantante formaron la agrupación inicial. Sonido pop, mezclado con distorsionados riffs de guitarra y mucha diversión. Aunque con un éxito más moderado en esta década y compaginándolo con otros proyectos paralelos, los Austrialian Blonde siguen estando ahí, ¡qué no es poco! Claves en la consolidación de la escena indie nacional, su directo tiene el regusto del sonido revival y la autenticidad de los músicos de siempre. Como si el tiempo se hubiera congelado, viven el directo con una energía y una entrega brutal. Humildes, profesionales, y auténticos, nos han dado una lección de cómo se vive un directo. Generacionales para muchos, su actuación nos ha demostrado que no entiende de edades. Nos quedamos con el placer de haber saboreado su directo. Con el sabor de n tiempo pasado, que en ocasiones si fue mejor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s