Crónicas de conciertos, música
Dejar un comentario

#EspirituRibera pasa por una abarrotada Joy Eslava

Un concierto en Joy Eslava siempre es especial, y así sucedió la noche del pasado jueves 3 de mayo donde Pol 3.14, Correos y Niños Mutantes se encargaron de hacer vibrar a una sala repleta de gente que después de un largo puente de mayo, estaba dispuesta a darlo todo. El Sonorama Ribera se encargó un año más de alimentar a los festivaleros más hambrientos con la gira #EspirituRibera de la que forman parte Pol 3.14, Correos, Maga y Niños Mutantes. Una gira pasa por: Santander, Bilbao, Madrid, Sevilla y Barcelona (26 de mayo) a modo de aperitivo antes del festival arandino.

Fotografía de Rodrigo Mena

Pol 3.14 fue el grupo encargado de dar el pistoletazo de salida a una noche que se presentaba intensa. Un desinhibido Joaquín Polvorinos se presentó en el escenario con una banda tan joven como experimentada, con ganas de comerse el lugar y engrasar la maquinaria después de unos años sin catar el sabor del directo. Un concierto breve pero enérgico donde pudimos escuchar sus nuevos singles, con mucha más presencia de teclados y sintetizadores que sus anteriores trabajos, y ganarse al público con sus míticas canciones bipolar y Jóvenes eternamente.

Fotografía de Rodrigo Mena

Por si fuera poco, las pulsaciones nos subieron aún más cuando los chicos de Correos agarraron sus instrumentos, y bajo las pintas de angelitos con sus trajes blancos a juego, empezaron a dar zarpazos a la guitarra y al bajo con los primeros acordes de Todo El Mundo Necesita Un Corazón Salvaje demostrando un carácter arrollador sobre el escenario. Los donostiarras se movían entre en punk, el pop y el rock más salvaje con una soltura envidiable. Un concierto donde tuvieron tiempo de presentarnos su nuevo single No Se Apaga, momento en el que pidieron la colaboración del público para el estribillo, y de tocar temas de sus anteriores discos como Canción De Cuna o Jóvenes. Después de haber dejado a la sala sin aliento, se vaticina un concierto colosal en el Sonorama Ribera.

Fotografía de Rodrigo Mena

Y llegó el turno para Niños Mutantes, el plato fuerte de la noche, donde los granadinos debían cerrar la Joy Eslava por todo lo alto, y vaya si lo consiguieron. Abrieron con Menú del día a la que siguió un setlist repleto de clásicos como Errante, Las Noches De Insomnio, Náufragos y temas más recientes de su álbum Diez y el recién sacado EP Diez y Medio como Glaciares y Volcanes, Sin Pensar o A galopar. Un concierto cercano donde se produjo esa conexión intangible pero espiritual de los músicos con el público, que culminó con Todo Va A Cambiar dejando una sala exhausta y entregada a los granadinos. Y es que el directo de los mutantes es uno de los más compactos e impecables de nuestro país, después de más de 20 años de carrera saben como echarse al público a sus espaldas y llegar todas las almas de la sala.

Nada faltó en una noche donde al público madrileño le quedó claro que se presenta un espectacular Sonorama Ribera 2018.

El autor de la foto de portada de este artículo es Rodrigo Mena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s