Crónicas de conciertos, música
Dejar un comentario

Veintiuno y la suculenta presentación de ‘Gourmet’ en Madrid

En una de las cuidadas letras de las canciones de su nuevo álbum, los chicos de Veintiuno nos confiesan que solo quieren hacer magia. Pues bien, el pasado sábado en la madrileña sala El Sol alcanzaron con creces dicha meta. De hecho, no necesitaron recurrir a ningún truco o juego de manos. A pecho descubierto, sin trampa ni cartón y con la honestidad por bandera, el grupo toledano nos ofreció una magnífica velada de música en directo.

En esta ocasión, los músicos regresaban a esta mítica sala de Madrid para presentar Gourmet, su último trabajo discográfico. Pero antes de esta esperada puesta de largo, pudimos disfrutar de un enérgico aperitivo sonoro de la mano de Lava Fizz. La banda mallorquina aterrizaba en la capital con un nuevo cargamento de canciones bajo el brazo. Y es que el grupo acaba de lanzar un flamante disco titulado The Hardest Thing. De este modo, Lava Fizz fue arrancando motores con una buena dosis de guitarras. Asimismo, nos revelaron una interesante puesta en escena que caldeó el ambiente.

cbjonjc

Foto: Marta Soro

Tras esta actuación, una original locución anunciaba la inminente salida a escena de Veintiuno. Locución que corrió a cargo de Quequé, cómico y presentador del programa de radio La Vida Moderna. Así, los toledanos saltaban a las tablas de una sala abarrotada de gente y con una primera fila llena de niños y niñas de corta edad. Jaime, Pepe, Diego y Yago tomaban posiciones y daban el pistoletazo de salida al concierto con tres canciones de Gourmet: El Desfile, Delirio y Equilibrio y Estela Plateada. Canciones que fueron acogidas con entusiasmo por parte de los presentes y que con el calor propio del directo, ganan atractivo. Un excelente arranque para una prometedora noche en la que sonarían todos los temas que forman parte de Gourmet.

Lo cierto es que la manera de modular la voz de Diego, la gran expresividad manifestada a la hora de tocar y el apasionado despliegue instrumental mostrado por todos los miembros de la banda consiguen crear un cautivador espectáculo que merece la pena presenciar.

o4fex8a

Foto: Marta Soro

Durante este tramo inicial, también sonaron algunos grandes temas de trabajos anteriores. En este sentido, temas como El Apetito, Apagón y Me Gustaría fueron intercalados con éxito entre la colección de canciones más recientes. Además, a lo largo del show Diego asumía con soltura el papel de maestro de ceremonias y en la presentación de la última canción mencionada animaba al público a alzar la voz y a cantar con él.

También hay que decir que en un momento del show, Jaime aprovechó la oportunidad para acercarse al micrófono y agradecer personalmente el magnífico recibimiento y para destacar lo inolvidable que iba a ser este concierto para el grupo.

rz2tocx

Foto: Marta Soro

A continuación, y en una atmósfera de buenas vibraciones, la banda encadenaba otras tres canciones más. De esta manera,  Delicadeza, Por Si Acaso y Pirotecnia se sucedían una tras otra ante una audiencia contagiada por la cadencia de las melodías.

En este punto, Diego se quedaba solo en el escenario. Sus compañeros abandonaban las tablas y le dejaban situado frente al teclado. Entonces, llegaba uno de los momentos más emotivos del concierto. El cantante interpretaba Los Santos Imprudentes en solitario. Voz y piano fundiéndose en una bella ejecución sonora que conquistó al personal y que sirvió de introducción para la siguiente canción. Seguidamente, con la banda al completo y para rematar la sentida actuación, comenzaron a sonar los primeros acordes de Tu Nombre. Sin duda, una bonita manera de enlazar dos canciones que llegan al corazón.

qwwe4f0

Foto: Marta Soro

Después de esta descarga emocional, Lengua daba paso a Llama y Gasolina. Esta última composición era la encargada de hacer bailar a la sala y de poner, aparentemente, el punto y final a la festiva presentación. Sin embargo, aún quedaban un par de canciones por desvelar.

Tras desaparecer unos instantes del escenario, Veintiuno volvía a la palestra para deleitarnos con unos bises. Cabezabajo, continuación de su anterior canción Bocarriba,  fue el primero de ellos. Y para terminar, no podía faltar el que fuera el primer single de Gourmet. Así, con la gente pidiendo más, el alegre compás de Dopamina ponía el broche de oro a una estupenda noche de celebración.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s