artículos de cine, cine
Dejar un comentario

7 (+1) momentos musicales del cine indie norteamericano reciente

Portada-momentos-musicales-cine-indie-norteamericano

The Miseducation of Cameron Post de Desiree Akhavan, película ganadora del Festival de Sundance 2018, fue la encargada de inaugurar ayer en Barcelona la 6ª edición del Americana Film Fest. Ambientada en 1993, la película narra la vivencias de Cameron (Chloë Grace Moretz) una joven que es enviada a un centro cristiano de reconversión (God’s Promise) con el fin de someterla a terapia y “curar su homosexualidad”. La película tiene en su trío protagonista una de sus mejores bazas y nos regala uno de nuestros momentos musicales favoritos del año.

Inspiradas por esto, y aprovechando la consigna de cine indie norteamericano, hoy os traemos una selección de grandes momentos musicales que nos ha dejado su cine esta última década.

Ya sea a capela o acompañados por algún instrumento, de lo que hablamos aquí es de escenas de películas [no musicales] en las que de repente los protagonistas de la historia nos sorprenden empezando a cantar; escenas que, de un modo u otro, han acabado convirtiéndose en momentos memorables de las películas de las que forman parte.

[Si no habéis visto aún The Miseducation of Cameron Post que no cunda el pánico: no os vamos a estropear ese momento. Os lo vamos a dejar aquí enlazado por si tenéis curiosidad por verlo, o por si queréis rememorarlo habiendo visto la película.]

Ordenados por su fecha de estreno original, estos son los momentos seleccionados:

 

1. Blue Valentine (Derek Cianfrance, 2010)

La historia de Dean (Ryan Gosling) y Cindy (Michelle Williams) narrada a través de flashbacks, nos regala esta tierna escena musical durante su primera cita. Escena que, sin duda, se agradece en medio de la vorágine que es vislumbrar esta truculenta relación a caballo entre dos tiempos.

2. Safety Not Guaranteed (Colin Trevorrow, 2012)

Esta encantadora y original comedia con viajes en el tiempo de por medio, protagonizada por Aubrey Plaza, Mark Duplass y Jake Johnson, nos sorprende con esta hermosa escena hacia el final del film, en la que Kenneth (Duplass) entona este Big Machine animado por Darius (Plaza). El juego que aporta el título de la canción con parte de la trama la película es de lo mejor.

3. Short Term 12 (Destin Daniel Cretton, 2013)

Esta dura y emocional película ambientada en el centro de acogida de adolescentes Short Term 12, esconde uno de esos momentos musicales que aún ahora sigue rompiéndonos el corazón al recordarlo: el de Marcus (LaKeith Stanfield) y su personal rap Lifes Like.

4. Tangerine (Sean Baker, 2015)

Tras seguir a Sin-Dee (Kitana Kiki Rodriguez) y Alexandra (Mya Taylor) a lo largo de la ciudad de Los Ángeles, en medio de su misión vengativa durante el día de Noche Buena, surge esta icónica y entrañable escena al entrar al Club: Alexandra sube al escenario y demuestra que ese el sitio al que pertenece, quizá no con el público que se merece, pero como espectadores consigue conquistarnos.

[La escena es algo más larga que la muestra de este clip].

5. American Honey (Andrea Arnold, 2016)

Este retrato de juventud americana (aka basura blanca americana) está repleto de momentos musicales, incluso de baile, que bien merecerían tener su hueco aquí. Pero la hermosa y melancólica escena en la que acaban cantando al unísono este American Honey que suena en la radio de la furgoneta en la que viajan es nuestra favorita. Incluso así, sacada de contexto, la escena sigue emocionando igual.

6. Patti Cake$ (Geremy Jasper, 2017)

Posiblemente esta película sea más musical que las otras del listado, pero no podíamos no citarla aquí. La historia de Patti y su sueño de convertirse en la superestrella del rap Killa P. merecía tener su hueco. Como ya comentó Bea en su crónica de la edición pasada del Americana Film Fest, la secuencia en la que surge el temazo PBNJ no tiene desperdició y está entre nuestras favoritas.

[No hemos encontrado la escena entera, así que os enlazamos también aquí el videoclip promocional con la canción PBNJ al completo].

7. Izzy Gets The F*ck Across Town (Christian Papierniak, 2018)

La película no pasa de entretenida, pero tiene una de las mejores escenas musicales que hemos visto recientemente. Tras seguir los pasos de nuestra riot grrrl Izzy (Mackenzie Davis) a lo largo de su azaroso día por medio Los Ángeles, su breve parada en casa de su hermana Virginia (Carrie Coon) se convierte en un sorprendente e íntimo concierto improvisado. Ambas habían compartido escenario tiempo atrás y llevan tiempo sin hablarse. Una lástima que la película no fuera Kissy’s Dickens Goes on F*cking Tour Across Town: nos encanta el dueto.

 

Para elaborar este listado, hemos intentado buscar películas independientes americanas de bajo presupuesto. Exceptuando American Honey de Andrea Arnold (con un presupuesto de 3,4M), las siete películas restantes tienen un presupuesto inferior al millón de dólares. Esperamos que hayáis disfrutado de la selección.

Ya sabéis que tenéis abiertos los comentarios para añadir cualquier sugerencia!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s