cine, críticas de películas
Dejar un comentario

‘Todos hablan de Jamie’: reinventando el musical ‘teen’ con un toque drag

Jamie New no es un adolescente como el resto de su clase, anclados en un pequeño pueblo de Inglaterra. A sus dieciséis años, sabe perfectamente lo que le gusta y a donde quiere llegar. Solo le hace falta encontrar el valor necesario para llevarlo a cabo: ser una drag queen de éxito. Para ello, Jamie se encontrará con el apoyo de su cariñosa y comprensiva madre, su dulce mejor amiga y la figura de todo un colegio que no están acostumbrados a aceptar a aquellos que “se salen del molde”. ¿Cómo terminará este camino de crecimiento para Jamie?

Esta historia, llevada a la pantalla por Amazon Studios, no es la primera que ve la luz. Esta adaptación ha podido disfrutarse también como un musical “en vivo” de la mano del coreógrafo y director Jonathan Butterell. Lo que denota un especial cuidado y cariño, tanto por la historia, como de la espectacularidad con la que ha creado todos sus momentos musicales.

Un mimo especial que se merece una historia de tal calibre: la de una persona que lo único que quiere es escapar de las cadenas de su ciudad y “volar” mucho más alto. Esto lo conoce a la perfección Jamie Campbell, la figura sobre la que está inspirada este trabajo y, que, de hecho, añade valor a la película dándole una mayor emotividad y realidad a la historia. Una forma para que el espectador conecte más allá de la ficción.

El filme, ambientado en la sociedad trabajadora inglesa, consigue ser la mezcla perfecta entre Billy Elliot y los elementos pop de los 90, tanto a nivel visual como en la variedad de estilo en sus canciones. Así, Todos hablan de Jamie transmite, de forma muy simplista pero directa, la motivación, la importancia de los sueños y las trabas que uno puede encontrarse por el camino. Todo visto desde la perspectiva de un adolescente de 16 años. Una especie de “cuento de hadas”, que termina siendo una realidad para el propio Jamie (el real y el de la ficción).

Para encarnar a una figura tan característica como él, no podrían haber elegido a nadie mejor que al actor Max Harwood, que a pesar de ser su primera aparición en “la gran pantalla”, crea un magnetismo y una conexión con su personaje y la historia que resulta adictiva. Además, su talento innato, se demuestra en cada una de las canciones, gracias a su magnífica voz.

También hay que destacar al extraordinario Richard E. Grant, una figura paternal en el mundo del “drag” para Jamie, y que se ganará tu corazón con una de las mejores canciones de toda la película: This Was Me. En ella crea todo un himno al estilo de los 80 y brinda al espectador una realidad sobre la historia queer del momento.

En definitiva, Todos hablan de Jamie es una película que refleja todo el cariño con el que se ha hecho. Un canto hacia aquellos que se atreven a descubrir lo que desean y luchar por ello en un entorno un tanto conflictivo. Una narrativa que está hecha para que el espectador madure junto a sus personajes, y para terminar aprendiendo que, al final, tu historia solo puedes construirla tú mismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .