Autor: Alvaro Juárez Campoy

Festival de Málaga Día 3: ‘L’Ofrena’ (La Ofrenda), una odisea a través de la culpa

El tercer día del Festival de Málaga nos ha dejado un regusto delicioso en su sesión correspondiente al apartado del ‘Zona Zine’ y es que la nueva producción de Nanouk Films: L’Ofrena, ha generado un peso en el aire cargado de misticismo y aplausos. La nueva película de Ventura Durall está magníficamente protagonizada por Verónica Echegui, Àlex Brendemühl y Anna Alarcón. Este director, proclive a la dirección de documentales, se lanza a un nuevo proyecto de ficción en el que el perdón y la culpa son los principales focos de una historia donde el amor se vuelve visceral y saca todas sus entrañas para aferrarnos a él. Una psiquiatra llamada Violeta (Anna Alarcón) recibirá un día la inesperada visita de una nueva paciente: Rita (Verónica Echegui). Esta mujer acude a consulta por problemas en su matrimonio y señala a la profesional como el principal motivo de ellos. Tras esta premisa, que no esclarece en nada su desenlace final, vemos a un tercer sujeto: Jan (Àlex Brendemühl); el marido de Rita y un empresario que ha …

‘The Last Black Man in San Francisco’: aferrarse a un lugar que ya no nos pertenece

The Last Black Man in San Francisco (TLBMISF) nos cuenta la historia semi-autobiográfica de Jimmie Fails, un chico que vive de la nostalgia familiar y que tiene por obsesión una casa victoriana ubicada a orillas del Golden Gate. Fails, junto a su amigo Mont (interpretado por un excepcional Jonathan Majors), viaja cada día en skateboard hacia este lugar y vuelca todas sus horas en restaurarlo debido a que, según Jimmie, este hogar fue construido por su abuelo a mediados del siglo XX.

Sugarcrush y el ‘Trans-yeyé’, un autodenominado estilo alternativo, transgresivo y tronchante

En Ciudad Real, en 2016, tres amigos decidieron unir sus habilidades musicales para crear un grupo que, a mi parecer, es tan transgresivo y distinto que duele de la risa. Bajo el nombre de Sugarcrush; Kike (batería), Carlos (bajo) y Juanjo (voz y guitarra) decidieron conformar algo que posteriormente definirían como el ‘Trans-Yeyé’, una mezcla de pop, rock y punk con letras absurdas y desternillantes que evocan a un verano con No me pises que llevo chanclas en la radio.