cine, críticas de películas
Dejar un comentario

45 años: la elegancia de no decir nada

Sinopsis

Solo falta una semana para que Kate (Charlotte Rampling) y Geoff Mercer (Tom Courtenay) celebren el 45 aniversario de su boda. Tienen pensado dar una fiesta y los preparativos van viento en popa. Entonces, Geoff recibe una carta comunicándole que ha sido descubierto el cuerpo de su primer amor, congelado e intacto en un glaciar de los Alpes suizos. Cinco días después, cuando llega el día de la fiesta, puede que ya no quede nada que celebrar.

Crítica

Después de analizar el nacimiento de una joven pareja con su aclamada The Weekend, Andrew Haigh analiza ahora el resquebrajamiento de un longevo matrimonio. Un dato importante a la hora de abordar esta película es saber que 45 años se basa en un relato corto titulado In Another Country escrito por David Constantine. Ya, sin ver la película, cualquiera puede entender que obtener un film de un relato corto es un proceso bastante complicado para el que hay que tener mucha mano izquierda, ya que es necesario expandir algunos elementos y añadir a la ecuación otros sin perder el equilibrio y sin perder la esencia de la obra original. Después de haber visto la película, podemos decir que se aprecia el esfuerzo que hay detrás, pero el resultado queda muy lejos de ser satisfactorio.

45_anos_pelicula

Kate (Charlotte Rampling) mira con recelo a Geoff (Tom Courtenay).

Todos los fallos de la cinta se derivan de lo siguiente: si se tiene una trama tan sencilla, todas las escenas se llenan de actos y diálogos aparentemente banales en el que debe de haber un subtexto interesante, tanto en las palabras como en los silencios llevados a cabo por los protagonistas, y Haigh consigue realizar esto en la primera mitad de la película. Sin embargo, si se quiere mantener entretenido al espectador, es también necesario que ese subtexto avance continuadamente a lo largo del film, y en esto Haigh fracasa estrepitosamente. El ritmo es tan lento y el guion se queda tan estancado, que la revelación final llega sin pena ni gloria y deja al espectador más bien indiferente.

charlotrampling_45_anos

Charlotte Rampling interpreta brillantemente a Kate.

Sin embargo, lo que sí es loable por parte de Haigh, es su labor de dirección; con pequeños detalles aquí y allá, hace que la película tenga un velo de elegancia que ensalza visualmente a la cinta. No obstante, el elemento más deslumbrante de este film es sin duda alguna su protagonista Charlotte Rampling. La actriz es una intérprete tan sobresaliente que sabe aprovechar y explotar el guion hasta la médula para brindarnos una actuación, que además de totalmente creíble, es completamente magnética. A su lado, Tom Courtenay palidece y su interpretación resulta correcta, pero olvidable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s