Artículos, música
Comment 1

Se busca creadores del dream pop: Rescatando a Cocteau Twins

Grangemouth, Escocia año 1979. Elisabeth Fraser frecuentaba un local nocturno llamado Nash. Robin Guthrie, era por entonces el DJ del club y llevaba algún tiempo tocando con su amigo Will Heggie en distintos grupos. Elizabeth se había unido a una comunidad punk, después de haber huido de su casa a los 16 años. En ese momento, Liz lucía el característico peinado mohicano que identificaba a ese movimiento. Robin por entonces tenía un sueño, formar su propia banda.

un día, estábamos todos tan borrachos que hablábamos unos con otros como si nos conociéramos… entonces le hablé a Robin por primera vez… él me dijo que quería formar una banda y buscaba una vocalista. Yo acepté porque no estaba haciendo nada”.

Y así fue como sucedió todo. Influenciados por bandas punk y new wave como Sex Pistols, The Buzzcocks, The Birthday Party y Simply Minds, el grupo comenzó a dar vida a sus sueños. Comenzó así la historia de Cocteau Twins.

coscteau twons 3

Cuando lanzaron su primero LP, Garlands, en 1982, su estilo y destreza vocal sorprendió a la prensa del Reino Unido. Increíblemente sólo les había llevado siete días grabarlo. ¿El resultado? Un disco de atmósfera oscura, con un bajo muy marcado, rasgando las cuerdas al extremo, guitarra, distorsión e interminables secuencias electrónicas. Sobre el sonido, se proyecta la misteriosa voz de Liz, cantando de manera asombrosa. Componiendo versos con textos, enigmáticos incomprensibles e inspiradores. Garlands se convertiría así, en uno de los discos independientes más importantes del año, llegando al quinto lugar en el ranking británico.

A este trabajo le siguen el maravilloso Lullabies y posteriormente Peppermint Pig. Will Heggie abandona por entonces el grupo y el dúo pasa de nuevo a convertirse en trió con la incorporación del bajista inglés Simon Raymond.

Editado en 1984 Treausure escribe en mayúsculas una nueva página en la historia de la música. Nace con él un nuevo sonido: el dream-pop. Si en sus inicios eran un grupo de música post punk, gótica, bastante oscura y áspera, tras el álbum Treasure, desaparecieron todas estas connotaciones para volverse sutilmente atmosféricos y delicados, creando nuevos paisajes sonoros desconocidos hasta entonces.

Cocteau-Twins99

Con Raymonde, la banda publica una serie de álbumes elogiados por la crítica como This Mortal Coil y The Moon and the melodies (1986). Este nuevo estilo que el grupo había comenzado a explorar alcanzó su punto más álgido con Heaven or Las Vegas (1990), con el que consiguieron su mayor éxito comercial. El séptimo LP de la banda, Four calendar café, se publicó a finales de 1993, con Guthrie en pleno proceso de rehabilitación de su adicción a las drogas y el alcohol y Fraser asistiendo a sesiones de psicoterapia. En 1997, mientras grababan lo que debía ser el noveno LP, el trío se disolvió motivado por diferencias irreconciliables, motivadas en buena parte por la ruptura sentimental entre Guthrie y Fraser. La banda terminó así su camino, bruscamente y de modo definitivo.

Hasta aquí una historia que nada tiene de diferente a la de cientos de grupos. Una discografía más o menos amplia, encuentros y desencuentros entre sus protagonistas, drogas, ciertas dosis de azar en su trayectoria e infinidad de trabajo.

La pregunta es ¿Por qué se merecen entonces ser protagonistas de la historia? Sencillamente porqué consiguieron ser únicos. Nacieron en el momento, en el que el post-punk se extendía en su máxima expresión, pero ellos comenzaron a crear un pop atmosférico, con arreglos innovadores y sonoridades hasta entonces desconocidas. Fueron sin dudas uno de los grupos pop más arriesgados de los 80’s. La exploración fue una constante vital para ellos. Investigaron en nuevas texturas, manipulaciones electrónicas y construyeron ambientes de ensueño. Guitarras que utilizan pedales de efectos con eco, en especial el delay y el chorus, sintetizadores densos y baterías programadas para crear un sonido, completamente innovador proyectando su influencia en la música de la siguiente década.

cocteauTwins7

La guitarra de Robin Guthrie y la voz única sin apenas precedentes de Elizabeth Fraser, los convirtieron en majestades de la música etérea. Liz era capaz de transmitir, con una sola nota, pasiones, enredos, sueños y atmósferas varias, aunque nadie supiera exactamente qué es lo que estaba cantando. ¿Realmente importaba? Sinceramente muy poco. Su maravillosa voz encontró en la guitarra de Guthhrie, a su mejor compañera. El músico llenó sus riffs de texturas y efectos, creando sonidos inmersos en capas, cada una más sorprendente que la otra. “Una especie de cebolla”, como el mismo diría en alguna ocasión. Arte, virtuosismo y delicadeza.

Y en medio de tanta genialidad se unió en este cóctel su desprecio a los mercados musicales. Ser populares era por definición un concepto antagónico con las ideas musicales de Cocteau Twins. No buscaron nunca llenar estadios sino construir una sonoridad diferente e intimista. No estaban interesados en la fama y fortuna del mundo del rock. Su ideología punk y sus caracteres personales no congeniaban con las ideas tradicionales del éxito y la riqueza. Decidieron pasar desapercibidos manteniendo la privacidad de sus vidas, y reinvirtiendo la mayor parte de sus ganancias y energías en lo que realmente amaban, la música.

Terminada una época, cada uno siguió su propio camino. Elizabeth Fraser fue y será para siempre la voz. Ha trabajado en estas dos últimas décadas de manera esporádica en algunas colaboraciones musicales. La cantante escocesa ha publicado durante su carrera dos singles en solitario y ha colaborado con gente como Massive Attack o Craig Armstrong. Este año se ha confirmado que se encuentra trabajando en la música para una miniserie de cuatro episodios llamada The Nightmare Worlds. Sin duda escucharla sigue siendo un regalo.

cocteua twins

Robin Guthrie, por su parte ha participado en varios proyectos paralelos. Producción, ingeniería y sellos discográficos, que le ha permitido convertirse, con el paso de los años, en uno de los referentes de la música actual. Grandioso guitarrista, parece que la voz femenina es el mejor de sus acompañamientos musicales. Ha colaborado con Siobhan de Maré, ex-vocalista de Mono y participado en el soundtrack de la película de Greg Araki, Mysterious Skin.

robin-guthrievocte twins

Simon Raymonde después de su andadura como músico, decidió crear el sello Bella Union junto a Robin Guthrie. Convertido en una de las referencias ineludibles del panorama independiente bajo su sello han pasado bandas de prestigio como The Flaming Lips, M. Ward, Beach House, Fleet Foxes y The Walkmen, entre muchísimos otros. En 2010 formó otro grupo, llamado Snowbird, con Stephanie Dosen.

simon-raymonde coctwins

Un legado de 9 discos en casi 18 años de actividad. Separados desde 1997 nos dejaron un inmenso tesoro musical, para demostrar que en el mundo de la música, son los sentimientos y no las palabras los que verdaderamente importan.

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s